Norma Herrera y Francisco Rivas
Agencia Reforma

PUEBLA, Puebla 18-Sep.- El registro de Cabify fue cancelado ayer por el Gobierno del Estado.
Las autoridades argumentan que se evidenciaron irregularidades en el protocolo de seguridad de la empresa de servicio de taxi tras el asesinato de Mara Castilla.
Diódoro Carrasco, Secretario de Gobierno, dijo que implementarán nuevas medidas que garanticen la seguridad de los usuarios de este tipo de transporte.
Indicó que Cabify contrató a Ricardo Alexis –detenido por el asesinato de la joven de 19 años– pese a que había sido de baja como conductor de Uber por comportamientos indebidos.
En respuesta, Cabify señaló que revocar su licencia no soluciona la inseguridad en la entidad y anunció que enfrentará legalmente al Gobierno de Puebla.
En un comunicado, la empresa señala que el asesinato de Mara Castilla no es el único en el estado, pues hay otros 58 feminicidios en lo que va del año.
“En este caso, nuestra tecnología aportó información indispensable y de valor para la investigación de la cual derivó la captura del presunto culpable, algo inviable si este suceso hubiera tenido lugar en otro tipo de transporte”, indica Cabify.
La compañía anexó en su reclamo el folio 0901001/22765132 que expidió el 10 de agosto de 2017 el Instituto de Ciencias Forenses, perteneciente a la Fiscalía de Puebla, que acredita que el presunto culpable no tenía antecedentes penales.
La misma Fiscalía informó ayer que Ricardo Alexis fue detenido hace cinco meses por transportar combustible robado.