Tras mencionar que este ciclo escolar 2017-2018 reportó un quince por ciento menos de casos de desvíos en las mesas directivas de padres de familia, el Instituto de Educación de Aguascalientes ratificó su respeto a esos órganos que operan en las escuelas públicas básicas para que revisen sus finanzas, pero sin duda se requiere una mayor reglamentación para darles claridad en la administración de las aportaciones particulares.
Raúl Silva Perezchica, director del IEA, aseveró que las escuelas reciben recursos federales y estatales procedentes de diversos programas, cuyos dineros son auditados en sus tiempos establecidos y además está determinado en qué pueden ser invertidos. Aquí no hay mayores problemas.
Para el ciclo 2018-2019, el Congreso del Estado ya autorizó un presupuesto de 200 pesos por alumno para el programa de gestión escolar, cuyos dineros se entregarán a los Consejos Escolares de Participación Social que son los únicos que pueden recibir y gastar dinero público.
Esos órganos se encuentran presididos por padres de familia, el director, maestros e incluso vecinos, a fin de darle transparencia a la administración de estos recursos públicos sometidos a una reglamentación estricta. “Este año ya no habrá confusiones por el regreso de los 200 pesos como sucedió el año anterior cuando se entregó el PROAGE. Este año hay 50 millones de pesos”.
Expresó que las mesas directivas de los padres de familia tienen el derecho de recibir aportaciones voluntarias para atender las necesidades de sus hijos en las escuelas. El IEA tiene el impedimento legal para intervenir en estos asuntos, pero se ofrece la asesoría jurídica a la Asociación Estatal de Padres de Familia para lo que se requiera.
“Es importante que las mesas directivas de padres de familia tengan claros los proyectos a desarrollar en sus escuelas para evaluar la cantidad de recursos que necesitarán y se sujeten con base en las necesidades, para que así se eviten nuevos problemas de robo de los dineros por parte de integrantes de esos órganos escolares”.
Finalmente, Silva Perezchica destacó la labor de la AEPF para enderezar las irregularidades en las mesas directivas de padres de familia, donde el IEA no realizará ninguna intervención en ese sentido, pero sí se asesora para que se establezcan procesos de regulación, administración y control.

¡Participa con tu opinión!