Un alcohólico protagonizó un suicidio el sábado por la tarde, en el interior de su domicilio ubicado en la colonia San Marcos.
El suicida fue identificado como Julio Adrián, de 38 años, quien según su esposa, tenía problemas con la bebida, lo que provocaba que no trabajara y se sumaran a aquéllos dificultades económicas.
Fue el sábado a las 13:00 horas, cuando se reportó al 911 que en un domicilio ubicado en la Privada Miguel Ángel, se había registrado el suicidio de una persona del sexo masculino.
Hasta el lugar de los hechos llegaron policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, además de la ambulancia AGS-021 de la Cruz Roja, quienes confirmaron el reporte.
El suicida Julio Adrián se ahorcó en el patio trasero de su domicilio, para lo cual utilizó un lazo del tendedero que amarró a uno de los castillos de la construcción.
Quien hizo el macabro hallazgo fue la esposa de Julio Adrián, de nombre María Dolores, de 38 años, la cual comentó que por la mañana sostuvo una fuerte discusión con su esposo, por lo que para evitar mayores problemas decidió salirse de la casa.
Agregó que su pareja se quedó solo en la vivienda, siendo el caso que al regresar lo encontró ahorcado.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron a la escena del suicidio los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales, quien dio la correspondiente fe ministerial del cadáver.