Martín Aquino y Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Santiago Nieto, ex titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), respaldó la campaña de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia.
El ex funcionario federal, quien fue removido de su cargo por supuestas irregularidades en la conducción del caso Odebrecht, asistió ayer a un acto de campaña de López Obrador en Tlaquepaque, Jalisco.
En el templete, el morenista dijo que Nieto fue víctima de una injusticia por su destitución, luego de que el ex Fiscal denunció públicamente que recibió presiones de parte de Emilio Lozoya en la indagatoria por el presunto financiamiento ilícito de Odebrecht a la campaña presidencial del PRI en 2012.
El ex funcionario saludó de mano al político tabasqueño, quien le dio un abrazo frente a los simpatizantes.
En entrevista con medios, Nieto afirmó que busca colaborar en el blindaje de la elección a fin de evitar irregularidades, e incluso la repetición de un caso como el de los sobornos de Odebrecht.
«Estoy planteando un tema que me parece muy importante para el país que tiene que ver con Odebrecht, es importante que se vayan desarrollando actividades para efectos de poder blindar el proceso electoral de 2018», planteó.
«Vengo como especialista en materia electoral y me encuentro aquí presente con la idea de mandar un mensaje de que casos como el de Odebrecht no se deben volver a presentar en la historia del país».
Nieto acusó que fue removido del cargo de manera irregular cuando se encontraba en plena investigación de la intervención de la empresa brasileña en las elecciones en México.
«Habíamos (iniciado) las asistencias jurídicas internacionales para comprobar que se habían depositado por lo menos 16 millones de dólares en las cuentas relacionadas con el señor Lozoya, estábamos en ese trabajo cuando fui removido de manera ilegal por el encargado de despacho (Alberto Elías Beltrán)», reclamó.
Por su parte, López Obrador descartó que el ex Fiscal Electoral vaya a repetir en ese cargo en su Gobierno, en caso de ganar los comicios del 1 de julio.
Expuso que su interés en Nieto radica en que el ex funcionario tiene conocimiento del caso Odebrecht, además de que ayudará a enfrentar prácticas fraudulentas en la elección.
«No va a ser Fiscal, me va a ayudar, él está uniéndose, no me está poniendo ninguna condición», aseveró tras encabezar un mitin en Tlaquepaque.
«El ex Fiscal tiene todo el conocimiento de lo de Odebrecht, tiene mucha información y, además, a mí me importa bastante, no para que él esté en esa función (de Fiscal Electoral) de nuevo, sino porque yo quiero que se haga valer la democracia y que se castigue a los que compran votos, a los que obligan a la gente a votar por un partido o candidato», detalló.
El aspirante también se pronunció a favor de incrementar el salario mínimo del País como lo ha propuesto la Coparmex.
«Estoy ya planteándolo desde ahora que aumente el salario mínimo desde ahora como lo propone la Coparmex, cuando menos a 98 pesos», dijo.