Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 6-Ago.- Por presuntas irregularidades en fondos y programas, particularmente del sector salud, el Gobierno del Estado de México acumula un daño patrimonial al erario por más de 2 mil millones de pesos.
La senadora del PAN, Laura Rojas, informó que, de acuerdo con los reportes de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el Gobierno mexiquense incurrió en supuestas irregularidades en el manejo de fondos federales.
Las fallas se reportaron en el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas, en el Programa de Inclusión Social Prospera, en el componente de salud; en los recursos federales transferidos a través del Acuerdo de Coordinación celebrado entre la Secretaría de Salud y el Gobierno mexiquense y en el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA).
En el caso de Prospera, la ASF advirtió que no se cumplió con la norma en materia de transferencia, transparencia, ejercicio y destino de recursos lo cual derivó en un probable daño a la hacienda pública por más de 36 millones de pesos, además de que se detectó la falta de aplicación de recursos por 73.9 millones de pesos.
En consecuencia, se promovió ante la instancia de control la aplicación de sanciones a los servidores públicos que incumplieron con las disposiciones.
En cuanto al convenio de coordinación celebrado entre la Secretaría de Salud y el Gobierno del Estado de México, se detectó un probable daño a la hacienda pública federal por más de 750 millones de pesos y la falta de aplicación de recursos por 70 millones de pesos.
Por otro lado, en el caso del FASSA, la administración encabezada por Eruviel Ávila incurrió en fallas a la norma con un probable daño a la hacienda pública federal por mil 270 millones de pesos.
En ese renglón se detectó la falta de aplicación de recursos por 3.2 millones de pesos.
En este caso también se promovió la aplicación de sanciones en contra de los funcionarios involucrados.
“Como puede observarse, el Gobierno del Estado de México ha causado un daño a la hacienda pública por al menos 2 mil 56 millones de pesos y una falta de aplicación de 147.9 millones de pesos”, indicó.
Rojas consideró que el resultado de la Cuenta Pública 2016 es preocupante ya que no se atendieron los principios de transparencia y eficacia en el manejo de los recursos públicos.

¡Participa con tu opinión!