De acuerdo a un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sólo el 1.4% de la población mexicana previno sus gastos funerarios; el subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, señaló que el 76.3% de los mexicanos considera caros los servicios que ofrecen las empresas de este ramo.

Agregó que en México no existe una cultura de prevención de gastos funerarios, es por ello que cuando ocurre lo inevitable, las familias tienen que desembolsar fuertes cantidades de dinero para cubrir el imprevisto. Sin embargo, comentó que la muerte es parte del ciclo de vida y aunque no se sabe cuándo ocurrirá, hay acciones que se pueden realizar antes de que eso suceda, y no comprometer la economía de los seres queridos.

Para ello, informó que existe una cobertura de gastos funerarios que dejaría todo arreglado y se brindaría tranquilidad a la familia. Según datos de Profeco, existen más de 4 mil empresas que se dedican a ofrecer servicios funerarios, de las cuales 90% son privadas; el 10% restante son las que ofrece el Estado a través del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En el caso de estas dos instituciones publicas, dijo que para recurrir al apoyo de gastos funerarios se tiene que cumplir una serie de requisitos, sobre todo en lo que se refiere a un mínimo de semanas cotizadas. Por otro lado, existen las empresas privadas de servicios funerarios que están facultadas para ofrecer diversos paquetes en este tipo de situaciones.

De acuerdo con un sondeo realizado por la Dirección General de Estudios sobre Consumo, en el país existe una gran variedad de precios entre las funerarias que ofrecen sus servicios, mismos que van desde los 7 mil hasta los 200 mil pesos. Los costos dependerán de las peticiones de las personas; además, los materiales que sean requeridos por la familia determinarán aún más el precio, todo esto en el caso que no cuenten con un plan funerario al momento del deceso.

“En sus sitios web, las funerarias ofrecen algunos paquetes básicos y la mayoría de ellos incluyen: atención y asesoría personalizada las 24 horas, traslado en carroza, arreglo estético, ataúd básico, sala de velación y ayuda en trámites gubernamentales”, concluyó.