Un hombre que se encontraba realizando reparaciones a un vehículo, terminó con graves quemaduras en el 59 por ciento de su cuerpo luego de que repentinamente se incendiara un garrafón que contenía gasolina, afectando las llamas a quien fue identificado como Gerardo Antonio, de 22 años de edad, sin que el automotor se incendiara.
Los hechos se registraron alrededor de las 7:35 de la tarde noche del miércoles, sobre la avenida Salvador Quezada Limón, en la colonia Curtidores, hasta donde acudieron Bomberos Municipales en las unidades UE-17 y la UE-27 y elementos de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes para confirmar el reporte.
Al lugar arribó el oficial a cargo de la unidad 0682-B1, del Destacamento “Pocitos”, quien solicitó la presencia de los servicios prehospitalarios, llegando momentos después la ambulancia ECO-343 del ISSEA, cuyos socorristas atendieron al joven herido, quien presentaba quemaduras de segundo y tercer grado en el tórax y extremidades superiores, por lo que fue trasladado en estado grave de salud al Hospital Hidalgo.
Trascendió que el muchacho lesionado se encontraba realizando reparaciones a un vehículo de la marca Volkswagen Sedán, de los llamados “vochos”, en color verde, cuando al maniobrar con un envase de plástico que tenía en su interior combustible, algo sucedió que provocó que la gasolina se encendiera, lo que hizo que Gerardo Antonio sufriera las graves lesiones por las llamas. Por su parte, el “vocho” quedó a resguardo en un taller mecánico de la zona.