Con quemaduras en el pecho, rostro y cabello, resultó un niño de 5 años, tras sufrir un accidente mientras se encontraba jugando con unos cerillos.
Los hechos se registraron el miércoles a las 13:30 horas, en un negocio de venta de gorditas ubicado en la avenida Del Rey, en el fraccionamiento Mujeres Ilustres.
Mientras la abuelita del menor se encontraba preparando las gorditas para vender, el niño comenzó a jugar con unos cerillos.
Repentinamente, al prender uno de ellos y quemarse sus dedos, lo soltó y cayó sobre su playera, la cual comenzó a incendiarse y le causó quemaduras en el tórax.
El pequeño corrió asustado hasta donde se encontraba su mamá de nombre Érika Melissa, el cual al percatarse que la ropa de su hijo estaba quemándose, de inmediato trató de quitarle la playera.
Fue en ese momento en que le provocó quemaduras en el rostro y en el cuero cabelludo.
Al lugar de los hechos llegaron policías preventivos del Destacamento “Morelos”, además de una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, a bordo de la cual el niño fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio.
Cabe destacar que el pequeño resultó con quemaduras de primer grado; su estado de salud es estable.

¡Participa con tu opinión!