En condición crítica ingresó al Hospital Hidalgo un electricista que accidentalmente sufrió una aparatosa caída desde lo alto de un andamio, mientras se encontraba realizando unos trabajos en un templo cristiano en construcción que se ubica al sur de la ciudad.
El lesionado fue identificado como Juan Carlos, de 55 años, con domicilio en la Unidad Habitacional J. Guadalupe Posada.
El accidente laboral que lo mantiene al borde de la muerte, se registró el sábado a las 14:30 horas, en el interior de un templo cristiano en construcción que se ubica en la calle Constitución y cruce con avenida Siglo XXI Sur, en la colonia Loma Bonita.
Se estableció que Juan Carlos trabaja como electricista y fue contratado para la instalación de unas lámparas en el templo cristiano.
A fin de poder desarrollar dicho trabajo, esta persona instaló un andamio y arriba del mismo puso una escalera. Sin embargo, al momento de estar en la escalera, a una altura de más de 4 metros, repentinamente se resbaló de su base y eso provocó que el electricista cayera aparatosamente, golpeándose la cabeza contra el piso y quedó inconsciente.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes” y una ambulancia del ISSEA, a bordo de la cual el lesionado fue trasladado de urgencia a recibir atención médica al Hospital Hidalgo, ya que se detectó que presentaba fractura de cráneo y un traumatismo craneoencefálico severo.