Un autobús en el que viajaban peregrinos provenientes del estado de Durango y que se dirigían a la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, sufrió un accidente vial cuando circulaba por la carretera federal número 45 Norte, a la altura de la comunidad J. Gómez Portugal, en el municipio de Jesús María, Aguascalientes.
A pesar de lo aparatoso del accidente, sólo hubo dos personas lesionadas que no ameritaron ser trasladadas a algún nosocomio. Aparentemente, se originó debido a que el chofer se quedó dormido tras el volante.
El percance, se registró a las 02:30 horas de ayer, a la altura de la comunidad J. Gómez Portugal, en el municipio de Jesús María.
Hasta ese lugar se trasladaron los cuerpos de emergencia y al llegar elementos de la Policía Municipal de Jesús María y de la Policía Estatal, además de Bomberos del Estado y paramédicos, se percataron que en el autobús viajaban 38 personas originarias del estado de Durango. De ellos, sólo dos de nombres Salvador, de 55 años de edad y Juan Miguel, de 42 años de edad, presentaban golpes menores que no ameritaron trasladarlos a ningún nosocomio.
Se estableció que la unidad tipo turismo en color gris, con placas de circulación del servicio público federal y que circulaba por la carretera federal número 45 Norte en dirección de norte a sur, chocó contra un muro de contención luego de que el chofer se quedó dormido al volante. Tras el percance, el presunto responsable se dio a la fuga.