Mientras jugaba en su casa ubicada en la colonia Pocitos, un niño de 9 años se electrocutó accidentalmente y tuvo que ser trasladado a recibir atención médica.
Este accidente casero se registró el martes por la tarde, en un domicilio ubicado entre la avenida Eugenio Garza Sada y la calle Canal El Riego.
Se estableció que el niño estaba jugando en el interior de su hogar, cuando tomó una resistencia de las que se usan para calentar el agua y recibió una descarga eléctrica en una mano, siendo impulsado de manera violenta al suelo donde recibió otra descarga en el tórax, luego de que la resistencia le cayó encima.
Al percatarse de la situación, sus papás lo llevaron a una farmacia cercana al domicilio para que el médico le brindara los primeros auxilios, pero debido a las quemaduras que presentaba el niño, el galeno llamó al C-4 Municipal para solicitar los servicios de emergencia.
Instantes después llegaron policías preventivos del Destacamento “Pocitos” y una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, a bordo de la cual el niño fue trasladado a la UMF No. 7 del IMSS donde se reportó su estado de salud como estable.