Luis Alberto Aguirre/Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Sergio Pérez vivió ayer una tormenta en el desierto.
Aunque no fue propiamente por su culpa, el piloto jalisciense se fue sin puntos por segunda carrera consecutiva para abrir temporada, por primera vez desde 2016, al finalizar en el puesto 16 del Gran Premio de Bahrein, corrido en el circuito de Sakhir.
“Checo” había terminado en el lugar 12, pero una penalización de 30 segundos aplicada a su tiempo al término de la carrera, por un error en la vuelta de formación, relegó al tapatío de Force India cuatro sitios más.
Pérez había tenido una buena arrancada desde el duodécimo sitio, sin embargo, el novato de Toro Rosso, Brendon Hartley, un viejo conocido de “Checo” en la Fórmula 3 Británica, tocó a Sergio en la curva 4 y provocó un trompo en el VJM11.
Esto mandó a Pérez a la última posición, complicando el resto del día en el Circuit Internacional de Bahrein.
El tricolor intentó la remontada, pero no tuvo auto para responder, debido a que el incidente dañó el piso del VJM11, por lo que con todo y el cambio de estrategia no le alcanzó para pelear los puntos.
“Perdimos una gran oportunidad de sumar una considerable cantidad de puntos. El incidente que tuvimos en la primera vuelta arruinó nuestras oportunidades”, escribió Sergio en redes sociales.
De haber llegado a los puntos, “Checo” probablemente también habría salido del top 10 debido a la penalización, por lo que de alguna forma u otra, la de ayer fue una noche tormentosa en el desierto árabe.

ASÍ LO DIJO
“Tuvimos una buena primera vuelta hasta que Hartley cometió el error y nos pegó por detrás, eso arruinó prácticamente la carrera”.
Sergio Pérez, piloto de Force India

¡Participa con tu opinión!