Una muerte repentina encontró un hombre que caminaba por una de las calles de la colonia José López Portillo.
Se estableció que su deceso fue a consecuencia de una bronco aspiración, ya que de acuerdo a versión de los testigos, el sábado por la mañana caminaba por la calle Valente Arteaga y al llegar al cruce con la calle Soberana Convención comenzó a tener problemas para respirar.
Sin que ninguno de los testigos pudiera hacer nada al respecto, el hombre que fue identificado como Jorge, de 76 años, se desplomó al suelo y quedó inconsciente. Al lugar de los hechos llegaron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes” y la ambulancia AGS-019 de Cruz Roja, cuyos paramédicos confirmaron su deceso.
Al lugar de los hechos se presentó un hijo del ahora occiso de nombre Jorge, de 47 años, quien hizo la identificación.
Más tarde arribaron agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales. Pero al determinarse que la muerte de esta persona fue por enfermedad, se autorizó que la familia se hiciera cargo de los servicios funerarios.