El director de la CCAPAMA, José Refugio Muñoz de Luna, aseveró que el costo de la tarifa de agua potable ha subido un 9.3% de agosto a la fecha, por concepto de las alzas de energía eléctrica a lo largo del año, lo que ha generado un reclamo en los sectores industrial, comercial y doméstico.

Sin embargo, aclaró que el ajuste tarifario en el servicio de agua potable no es indiscriminado, y se mantienen pláticas con la nueva empresa Veolia para que en el caso de que aumente más la luz, se busquen mecanismos para reducir los impactos hacia la ciudadanía, como recurrir a fuentes alternativas de energía limpia y renovable.

“La práctica de CAASA de apagar los pozos en las horas pico en donde más le costaba la energía eléctrica, ahora no se le permite a Veolia Aguascalientes, pues se cuenta con equipos de telemetría para detectar tales comportamientos, esta es una política e instrucción de la alcaldesa capitalina”.

Asimismo, dijo que se le pide a Veolia que tenga un mayor caudal en cada uno de los pozos y sin duda es reflejo del aumento de la energía eléctrica que se ha registrado en los últimos meses.

Muñoz de Luna explicó que se aceptó ajustar las tarifas de agua para compensar el incremento en la luz que se utiliza en los pozos del sistema hídrico del Ayuntamiento de Aguascalientes.

“En el 2017 se pagaron alrededor de 180 millones de pesos por concepto y este ejercicio se cerrará con un monto de 280 millones de pesos, lo que pone de manifiesto el comportamiento a la alza de la energía eléctrica que se utiliza en los 207 pozos existentes en el municipio capital o en cualquier otro organismo operador del país”.

El servicio de agua potable es básico para la sociedad, sin embargo la Comisión Federal de Electricidad tiene catalogados a los organismos operadores con la tarifa industrial, ante lo cual la CCAPAMA se ha reunido con el gerente de Veolia Aguascalientes para cambiarse a otra tarifa más accesible.

De igual manera, se analiza la viabilidad de que los pozos cuenten con tecnología más eficiente para ahorrar energía y se trabaja en un proyecto que ha sido ingresado ante el FIDE para acceder a esa infraestructura y se podrían obtener unos 700 millones de pesos para paneles solares, energía limpia y renovable.

Por último, el director de la CCAPAMA sostuvo que los 280 millones de pesos son pagados por Veolia Aguascalientes y accede a esos recursos desde las tarifas que se cobran a cada uno de los usuarios.