Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Manuel Bartlett, director de la CFE, pidió al sindicato no intervenir en la administración de la empresa y le ofreció regresar a los trabajadores las generosas condiciones de jubilación que tenían antes de 2016.
Al iniciar la negociación del contrato colectivo 2020-2022 con el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), el funcionario envió una carta al dirigente del gremio, Víctor Fuentes del Villar.
Estableció que una «premisa fundamental» de la negociación es que el sindicato no intervenga en la gestión de la empresa.
Justificó que muchas de las estipulaciones convenidas por el sindicato en el pasado, violan desde la Constitución hasta la Ley federal del Trabajo.
«(La CFE) debe tener una organización, administración y estructura que aseguren su autonomía técnica y de gestión para la obtención de los mejores resultados, correspondiendo exclusivamente a sus órganos de gobierno determinar tales circunstancias y no con la intervención de la representación sindical», señala.
Aunque la carta no lo especifica, actualmente Víctor Fuentes del Villar, líder del gremio, es parte del consejo de administración y el sindicato participa con voz y voto en los comités de adquisiciones e inversiones.
En la misiva propone regresar a las condiciones de jubilación anteriores a 2016.
Actualmente se pide para la jubilación 30 años de servicio y 65 años de edad o 40 años de servicio sin límite de edad. La intención de CFE es regresar a 25 años de servicio y 55 de edad o 30 años de servicio sin límite de edad.