Leticia Acuña Medina
El Heraldo

Para evitar que las universidades sean fábricas de desempleados, debemos estar en permanente proceso de aprendizaje y de renovación de nuestros esquemas, para responder a las necesidades de la sociedad, destacó el rector de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero.
Reconoció que es frustrante que un egresado termine subempleado o tenga que dedicarse a una actividad diferente a la que se preparó. “Ello nos obliga a reforzar estrategias, realizar análisis de pertinencia, permanente búsqueda de esquemas que permitan la vinculación con el sector productivo, social y gubernamental, para responder a las expectativas de los estudiantes”.
“No debemos abrir programas sólo por abrirlos, hay que hacerlo de acuerdo a la capacidad de la institución, para garantizar una educación de calidad, con pertinencia, equidad y oportunidad”, añadió.
El gran reto que tenemos las universidades, dijo, es ser proactivas, renovarnos permanentemente y ser humildes; debemos entender que como universidades no lo podemos todo, pero tenemos grandes áreas de oportunidades y el compromiso de responderle a la sociedad.
PUERTAS ABIERTAS. En otro tema, sobre el hecho de que en la entidad sólo las universidades privadas permiten el acceso en campaña, a los candidatos a diferentes puestos de elección popular, lo que está vetado para las instituciones públicas y autónomas, respondió que él sólo puede opinar sobre la Universidad de Guanajuato, la cual está absolutamente abierta a escuchar las propuestas de los candidatos.
Comentó que el Consejo General Universitario, formó una comisión integrada por profesores y estudiantes, que él preside, misma que emitió una convocatoria para quienes quieran participar; “en el caso local se trata de cinco candidatos a gobernador y están por definirse las fechas de su participación”, repuso.
Finalmente, consideró que no hay por qué cerrarse a escuchar diferentes formas de pensar.