Un albañil que aparentemente sufría de depresión, se suicidó el lunes por la mañana en el interior de la obra en construcción donde trabajaba.
Fue su patrón quien hizo el macabro hallazgo, al momento en que también se presentó a laborar.
El ahora occiso fue identificado como Gerardo, de 38 años, quien se ahorcó con un trozo de venda que amarró a un castillo de la obra en construcción.
Los trágicos hechos quedaron al descubierto el lunes a las 08:58 de la mañana, en un domicilio en obra negra que se ubica en la calle 20 de Noviembre, de la colonia El Torito, en el municipio de Jesús María.
Hasta ese lugar llegaron policías estatales y policías preventivos de Jesús María, además de la ambulancia ECO-337 del ISSEA, cuyos paramédicos confirmaron la muerte del ayudante de albañil.
Por tal motivo se solicitó la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado, acudiendo al lugar de los hechos para realizar las diligencias correspondientes los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Quien hizo el hallazgo fue el albañil de nombre Ricardo, de 38 años, el cual comentó que el sábado que estuvieron trabajando, detectó a su ayudante triste y pensativo, pero nunca le preguntó el motivo y tampoco llegó a sospechar que tuviera las negras intenciones de quitarse la vida.
Se presume que el lunes por la mañana Gerardo llegó a trabajar a la finca y aprovechó que estaba solo para concretar la fatal decisión de suicidarse.