Orgullosos y más enamorados que nunca, Juan Francisco Godoy y Rita González arribaron a la Casa de Dios para dar gracias por cincuenta años de feliz matrimonio.
La Parroquia de Nuestra Señora de los Bosques abrió sus puertas para recibir a la pareja de esposos, la cual arribó acompañada de sus hijos: Marissa, Greysi, Cecilia y en memoria Ezequiel (q.e.p.d), además sus familiares como sus cinco nietos: Izhy, Ana Karen, Bradley, Edson y Ashley, así como sus bisnietos: Alan, Fernando y Gabriel.
Durante la ceremonia, Juan Francisco y Rita renovaron sus votos matrimoniales, no sin antes reiterar su compromiso, prometiendo permanecer unidos hasta que la muerte los separe.
Al final, la pareja salió al encuentro de sus seres queridos, de quienes recibieron interminables felicitaciones y muestras de afecto, con motivo de sus Bodas de Oro.