El día llegó y todos los equipos de la NFL tuvieron que recortar sus plantillas a 53 jugadores para la próxima temporada que se disputará a partir del próximo jueves. Durante la pretemporada, los distintos equipos pudieron tener más de 90 jugadores en su roster, pero a partir del día de ayer esa lista se redujo a 53, por lo que muchos jugadores se quedaron sin equipo. Una de las decisiones más complicadas la tenían los Steelers, que debían cortar a un QB al tener a 3 suplentes detrás de Roethlisberger peleando por los dos puestos restantes. Los jóvenes Rudolph y Dobbs parecían estar compitiendo por el puesto de tercer mariscal, pero Pittsburgh sorprendió con su decisión.
Landry Jones que fue el QB suplente del equipo durante mucho tiempo, fue cortado por Pittsburgh en un movimiento sorpresivo que nadie esperaba. Jones llegó a los Steelers en 2013 producto de una cuarta ronda en el draft y desde entonces inició 5 encuentros como titular por diversas lesiones del Big Ben; tuvo marca de 3-2 como titular, además de ocho pases de anotación por siete intercepciones, terminando con más de 1300 yardas lanzadas con los Acereros. Jones había demostrado capacidad en sus inicios, pero nunca terminó por dar el estirón, motivo por el cual fue cortado.
Se espera que Dobbs sea el mariscal de campo suplente ya que tiene más experiencia que Rudolph, que fue reclutado apenas está temporada en el Draft. Tanto Dobbs como Rudolph mostraron una gran forma en la pretemporada, su juventud y sus actuaciones hicieron que el coach Mike Tomlin tomara la decisión de mantener a ambos con los Steelers. Landry Jones tendrá que buscar nuevo equipo en alguna de las 32 franquicias de la liga.