CIUDAD DE MÉXICO  3-Dic .- Ricardo La Volpe se sentía olvidado como técnico y hoy siente en riesgo su continuidad en el América de no llegar a la Final, pero considera que su caso es una nimiedad en comparación con lo que se juega el América este fin de año.

Las Águilas agregan a su presión habitual de ser campeonas la exigencia de lograrlo justo en el año de su centenario, mientras que el técnico arriesga su vigencia.

“Estoy muy agradecido con esta oportunidad y el agradecimiento es una cuestión que ahora me hace más creyente, soy más creyente ahora porque yo consideraba que ya estaba como ahí ya, olvidado.

“Puede pasar porque en el futbol llegan momentos en que como sos olvidado como jugador va a venir que te olvidan como técnico. Esto es algo que la vida te la demuestra todos los días. Hay momentos que querés estar en esto y estoy muy agradecido con Dios porque me dio esta gran oportunidad”, dijo el “Bigotón” a CANCHA, previo a que se diera a conocer que la Fiscalía General de Jalisco solicitó una orden de captura por delitos contra la dignidad de las personas, atentados al pudor y hostigamiento sexual, luego de que la podóloga de las Chivas, Alma Belén Coronado, presentara hace dos años y medio una denuncia penal en contra del estratega.

La Semifinal contra Necaxa es la última escala azulcrema antes de partir al Mundial de Clubes, en donde el equipo surcoreano Jeonbuk Hyundai Motors es el obstáculo de cara al enfrentamiento contra el Real Madrid. Pero antes de buscar esa revancha el América tiene que cumplir en la Liga y mandar la definición hasta Navidad.

“Di gracias a Dios por esta oportunidad, me acerqué mucho acá porque verdaderamente nadie me quería ver acá, nadie pensaba que podía estar acá. Yo me preocupé de que este equipo esté en una Liguilla, que vuelva a ser sólido y competitivo, de eso me preocupo, que mis jugadores lo entiendan, es un equipo difícil porque hay muchas figuras, no es un plantel reducido, arriba de 20 jugadores de primer nivel.

“Lo único que puedo decir es que mis jugadores están dejando todo dentro del campo de juego. El equipo está unido, los jugadores saben lo que es América”, expresó.

La Volpe explicó la dificultad que tienen ahora los equipos grandes ante la apertura de mercados en Europa, el Medio Oriente y Asia, ya que los grandes jugadores que antes duraban 10 o 15 años en los clubes ahora son vendidos con facilidad.

“Hoy continuamente hay muchos cambios, el transformar de un día para otro en campeonatos cortos no es fácil. Todos los equipos como América, el técnico tiene que saber que Liguilla es obligación a muerte y después si no estás en la Final, peleando el campeonato, la directiva va a pensar en tu trabajo, sin lugar a dudas, así de fácil”.