Ya lo dijo el profeta Mahoma: “Si la montaña no viene a ti, ve tú a la montaña”, consejo que aplica en toda la extensión de la palabra el gobernador Martín Orozco Sandoval, al preparar un viaje a Europa, en donde espera concretar dos inversiones, una del ramo automotriz y otra del agroindustrial.

Aguascalientes, que territorialmente hablando es uno de los estados más pequeños del país, tiene que buscar la manera de atraer el interés de los inversores y la mejor vía es hacerlo personalmente, en la que se pueda despejar cualquier duda y al mismo tiempo ofrecer un panorama de lo que significa que traigan su capital, ya que aquí tienen grandes posibilidades de crecimiento y consolidación y con una mano de obra plenamente reconocida en el mundo industrial.

El aún secretario de Desarrollo Económico, Ricardo Martínez Castañeda – que en los próximos días regresa a la Secretaría de Finanzas -, dio a conocer que en tres días de estancia en el viejo continente se espera definir los acuerdos con las dos firmas que han mostrado la intención de radicar una filial en esta entidad.

Las explicaciones se encuentran adelantadas vía telefónica y por internet, por lo que sólo resta que los interesados conozcan de viva voz los argumentos que tienen las autoridades para que terminen de convencerse que al hacerlo tienen un mayor futuro, además de los informes que seguramente han recabado de otras empresas que hace tiempo están instaladas y cuyos directivos pueden corroborar lo que se ofrece.

Como parte de esta acción se podrá concretar el corredor industrial a lo largo del estado con miras a diversificar el empleo, como parte de los propósitos fundamentales de la presente administración que busca consolidar en los próximos tres años, con lo que cada una de las operaciones en ciernes tengan como fin favorecer la ocupación y la economía y que ambos constituyan un elemento básico para la estabilidad colectiva.

Martínez Castañeda adelantó que para el citado corredor industrial se espera tener empresas que atraigan más riqueza, con lo que se logren cumplir varias metas, entre ellas que a nivel Europa y otras regiones del mundo tengan a esta entidad como un lugar ideal para establecerse y mayormente que generen empleo de alto nivel, lo que sería la aportación extra que requiere Aguascalientes para conservar su nivel de desarrollo que le ha caracterizado en los últimos tiempos.

PASO AGUARDADO

A los titulares de las dependencias públicas les pasa lo que a los directores técnicos del deporte profesional: tienen que estar con las maletas preparadas porque no saben el día ni la hora en que tendrán que irse, o que los cambien de posición.

Aunque parezca cruel pero así es, ninguno tiene el lugar seguro, así esté cerca del jefe o patrón. Su salida puede darse por resultados mínimos, por problemas internos en la oficina o porque hizo algo indebido, pero también porque el jerarca superior estimó que era el momento de oxigenar su equipo y naturalmente, sin dejar de lado movimiento de piezas con fines políticos.

Por lo anterior no sorprende los 10 cambios anunciados en el gobierno del estado para cumplirse en el curso de este mes, aunque la mayoría sólo se muda a otra secretaría o dirección, que de cualquier manera significa un reto porque tienen como plazo tres años para rendir frutos.

El actual titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec), Ricardo Martínez Castañeda, vuelve a la Secretaría de Finanzas, por lo que sale Jaime González de León; que estuvo en el cargo del 2 de abril de 2018 a la fecha y en la Sedec queda el aún responsable de Desarrollo Rural y Agroempresarial (Sedrae), Manuel Alejandro González Martínez.

Julo César Medina Delgado, que el año pasado perdió la precandidatura a la alcaldía de la capital por el Partido Acción Nacional, regresa a la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Aguas; el ex presidente municipal de Jesús María, Joel Mata Atilano, que de última hora desistió a la reelección y luego se dedicó a placerse, se convertirá en secretario de Obras Públicas, en lugar de Jesús Altamira Acosta, que a su vez se hará cargo del recién resucitado Instituto del Agua (Inagua).

Por su parte, David Quezada Mora, de contralor general del estado pasa a la titular del ISSSSPEA, en lugar de Arturo González Estrada, quien a su vez llegará al Instituto de la Vivienda y Ordenamiento de la Propiedad y en la contraloría se nombró al ex diputado suplente Dennys Eduardo Gómez.

La única posición que no se determinó quién la ocupará es en la Sedrae, hoy bajo la batuta de Manuel Alejandro González, designado para dirigir la Sedec. Por su parte Lourdes Murguía Ferreira cede la silla a Verónica Ramírez en el Instituto Aguascalentense de las Mujeres.

Como ha sido tradicional en el gobierno del estado, cuando se producen estos movimientos, el titular del Poder Ejecutivo destacó la labor de cada uno de los funcionarios en mención, al considerar que han hecho su máximo esfuerzo para posicionar a Aguascalientes “entre los primeros lugares a nivel nacional en materia de crecimiento económico y bienestar social”.

Para darle mayor soporte a los cambios, Orozco Sandoval subrayó que ante un panorama nacional complicado y los recortes presupuestales federales, “es necesario adaptarse y hacer ajustes que permitan que el trabajo del gobierno estatal siga desarrollándose en función del fortalecimiento de la familia y la restauración del tejido social”.

RIGIÓ LA PRESIÓN

En el apartado anterior se menciona que los servidores públicos de primer nivel deben estar conscientes que en cualquier momento pueden quedar cesantes, pero faltó agregar a los funcionarios educativos, principalmente los directivos de las escuelas normales, que por una cosa u otra siempre están en el ojo del huracán y a la hora de los “arreglos” con los inconformes y el sindicato son los sacrificados.

Fue algo que se veía venir en el caso del Centro Regional de Educación Normal de Aguascalientes (CRENA), al exigir la comunidad del lugar la salida de la directora Emma Martínez Martínez y del jefe del Departamento de Normales, Antonio Pérez López.

En apego al librito los inconformes determinaron una suspensión de labores para forzar a las autoridades a que escucharan sus reclamos, por lo que intervino la Sección Uno del SNTE y el Instituto de Educación (IEA), ya que el problema empezaba a salirse de control ante el amago de paralizar todo el sistema educativo estatal.

A sabiendas que sería la sacrificada, la directora Emma Martínez se adelantó y presentó su renuncia con lo que allanó la vereda, además, el IEA informó que la conclusión de su cargo estaba previsto para marzo del año próximo por lo que únicamente se adelantó a los hechos, sin embargo es una forma eufemística de explicar que sería la inmolación ofrecida.

En relación con Antonio Pérez se determinó la instalación de una mesa para revisar el trabajo que desarrolló la Coordinación del Instituciones Formadoras y Actualizadoras de Docentes, en el período de marzo de 2019 a la fecha, revisión que estará vigente durante tres meses a partir de diciembre, por lo que a principios de marzo se tendrá el resultado.

También el SNTE y el IEA acordaron mantener un diálogo para analizar los problemas que se presenten en el curso de los próximos tres años, con la finalidad de que no vuelvan a repetirse este tipo de conflictos que ponen en un aprieto los servicios educativos, ya que a final de cuentas los más perjudicados son los alumnos, por lo que es menester seguir abiertos a escuchar, atender y solucionar las inquietudes que surjan.

SIGUEN CAYENDO

Ya se impuso en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a un personaje vinculado con el gobierno y ahora van sobre el Instituto Nacional Electoral (INE), en la búsqueda de seguir sometiendo a los organismos autónomos que en teoría representan los contrapesos indispensables ante el poder.

En Palacio Nacional mantienen la tesis que debe de haber un alineamiento en torno a lo que diga y disponga el titular del Ejecutivo, por lo que a lo largo del año ha sido constante los ataques en contra de las instituciones neutrales, encargadas de vigilar el respeto a la ley.

Como parte de una campaña de críticas en la búsqueda de lograr que la ciudadanía apruebe las medidas en marcha, primero se hacen severas censuras y luego entra en acción Morena, que mediante los legisladores lanzan toda clase de diatribas, como recién lo hizo el diputado federal Sergio Gutiérrez, quien presentó varias iniciativas de reforma electoral con miras a modificar el funcionamiento del INE, la duración del período de los consejeros y la desaparición de los instituciones electorales en los estados (Oples).

Al respecto, el presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, lamentó esta actitud ya que lo único que se pretende es restarle autoridad al organismo y aunque aclaró “no es una iniciativa del Presidente  de la República, es decir, no es una iniciativa del gobierno, es una iniciativa de un legislador, ni siquiera de su partido, así que creo que es importante hacer esta distinción”, se intuye la mano que mece la cuna.

En el INE saben que están en la mira, que si por ahora no pueden lograr que modifique su estructura sí pueden hacerlo disminuyéndole los recursos que reciben para su funcionamiento, lo que les obligaría a reducir las erogaciones que obligadamente debe hacer  para llevar adelante el trabajo electoral.

Morena ya demostró de lo que es capaz con la entronización de Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la CNDH, que pese a las condiciones en que obtuvo ese cargo – en medio de un zafarrancho entre el bando oficial, encabezado por los morenistas, contra panistas y perredistas, quienes denunciaron desde un principio la serie de violaciones, que aseguran, alteran la normatividad que rige a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, principalmente que no era elegible a partir de ser parte de la dirigencia de ese partido, de la que pidió licencia poco antes de aceptar el puesto cuando debería haber sido con un mínimo de un año.

Después de la elección del 7 de noviembre, en la que la senadora panista Xóchitl Gálvez demostró documentalmente que hubo trampa en el conteo de los votos que validaran la elección de Piedra, el coordinador de los morenistas, Ricardo Monreal, ofreció llevar a cabo una nueva votación, sin embargo a la hora de plantear la propuesta al pleno fue rechazada por mayoría y automáticamente prevaleció el resultado anterior, lo que hizo que se armara la trifulca y que no obstó para que de inmediato se hiciera pasar al salón a la hoy ex activista de los derechos humanos para que rindiera protesta, lo que hizo entre gritos de los inconformes y aplausos de quienes se sentían satisfechos de haber cumplido las órdenes superiores,

Consumado el pasado 12 noviembre el acoplamiento de la CNDH al proyecto gubernamental, que trajo consigo la renuncia de 5 de los 10 integrantes del Consejo Consultivo por considerar que carece de legitimidad la elección de Rosario Piedra, se escucharon amenazas de los senadores antagonistas que llevarán el asunto a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH)  y de la Organización de Estados Americanos (OEA), que para el presidente Andrés Manuel López Obrador es una actitud injusta.

“Ahora el conservadurismo no está de acuerdo, pues claro que respeto su punto de vista y tienen derecho de acudir a la OEA y a cualquier organismo internacional pero se hace una injusticia, una gran injusticia, independientemente de lo legal”, afirmó, al mismo tiempo les pidió que se tranquilicen, “que se seren, que se organicen bien y que llamen a que yo no esté en la Presidencial y que en esa consulta, los ciudadanos decidan, yo no estoy por cargos, yo lucho por ideales, por principios”.

Además, especificó, “si ya la eligieron en el Senado, creo yo que ya ella es la presidenta. Sin embargo, si exige un incumplimiento a requisitos legales, se puede acudir, tengo entendiéndolo que ya va el PAN a presentar su queja, que ya la presentó en la OEA, y puede ir a cualquier instancia internacional y aquí mismo”.

Como punto final López Obrador dijo que a Rosario Piedra “le tiene toda la confianza” y los que se oponen a su designación son los mismos que participaron en el gobierno de Felipe Calderón, en el que se registró el mayor índice de letalidad de la historia reciente.

OPERA FBI

Bajo ninguna circunstancia México permitirá que un gobierno extranjero (en este caso Estados Unidos) intervenga en la investigación de la masacre de la familia LeBarón, ocurrida el pasado 4 de noviembre y que dejó como saldo la muerte de tres madres de familia y seis menores de edad, dijeron López Obrador y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, pero luego de que la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich tomó la iniciativa y pidió el apoyo del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), no quedó otro camino al gobierno federal que aceptar su presencia.

Tras las reuniones que la mandataria estatal sostuvo en Hermosillo con el embajador de EU en México, Christopher Landau, y el gobernador de Arizona, Doug Ducey, se decidió la participación de los sabuesos estadounidenses.

Ebrard dijo que será la Fiscalía General de la República (FGR) la que determine que tipo de participación requiera de parte del FBI, en tanto la FGR indicó que el apoyo de la citada agencia ocurrirá cuando “sea procedente”, con base en el acuerdo de colaboración suscrito en agosto de 1994.

Ante el alto nivel de inseguridad que hay en los límites de Sonora y Chihuahua, que es la zona en donde radica la comunidad mormona, empezó el éxodo hacia Estados Unidos. El pasado día 9 entre 80 y 100 integrantes de este grupo, que radicaba en La Mora, Sonora, abandonaron el país en caravana, cruzaron la frontera y llegaron a Arizona, en donde cargaron gasolina y compraron víveres para seguir hasta la ciudad de Tucson, en Arizona, y otras partes del mismo país.

El diario The Arizona Rally Star informó que Julián LeBarón declaró: “Unos se van a quedar allá y tal vez otros regresen. Definitivamente hay unos que tienen rabia y dicen que nunca quieren regresar a México. Y otros pues nomás quieren ir a procesar todo esto y organizarse”.

Sostuvo que fueron aproximadamente 80 personas las que dejaron México, “muchos se fueron después de que asesinaron a mi hermano (Benjamín) y después regresaron, yo no creo que vayan a tener lo mismo en otro lado porque es hermoso lo que lo que hemos construido” (en México).

El multihomicidio que se registró en Bavispe, Sonora, cimbró a las familias mormonas de La Mora, dedicadas a la cría de ganado y el cultivo de granadas, entre otros productos, lo que cambió para siempre a partir de esos hechos. Luego de tres días en que tuvieron lugar los servicios funerarios de las nueve víctimas, se iniciaron los preparativos para volver a Estados Unidos, al igual que parte de la Comunidad LeBarón en Chihuahua, que viven en medio de la incertidumbre ante las amenazas de grupos criminales que operan entre Sonora y Chihuahua y más ahora que empezaron los arrestos de algunos miembros de las bandas que asolan la vasta región.

Como un acto reflejo, el gobierno de Estados Unidos prohibió a sus empleados viajar a la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, alerta que publicó el 8 de noviembre en el portal del Departamento de Estado, debido al marcado aumento de la actividad criminal en la capital del estado.

Pide a su personal monitorear las noticias, estar atentos a las autoridades y preparar rutas alternas entre sus hogares y su trabajo u otras localidades frecuentadas, alarma que fue refutada por autoridades de Chihuahua: “Respecto de la alerta que se ha hecho mención, daremos seguimiento y reiteramos que no estamos de acuerdo en este tipo de alertas”, dijo el fiscal general César Peniche.

Sostuvo que “las condiciones para el turismo y para el desarrollo de las actividades económicas, industrial, comercial y manufactureras se desarrollan con normalidad”.

Lo que no mencionó es que en la semana del 3 al 9 de noviembre hubo más de 20 homicidios y a nivel estatal sumaron 66 muertes violentas, lo que obligó que la Mesa de Seguridad y Justicia de Ciudad Juárez pidiera a las autoridades resultados en contra de la violencia.

SOCORREN A EVO

El renunciante presidente de Bolivia, Evo Morales, llegó a México con una aureola de triunfador, pese a las condiciones caóticas en que dejó a su país tres la pretensión de reelegirse por  tercera ocasión, lo que motivó la rebelión popular que mantiene enfrentados a opositores y simpatizantes.

Arribó a la Ciudad de México el pasado 11 de noviembre, en calidad de refugiado, pero no como cualquier emigrante ya que ni siquiera tuvo que pedir asilo, este le fue ofrecido por el gobierno lópezobradorista que hasta le mandó un avión de la Fuerza Área Mexicana y ya en tierra mexicana se le asignó una escolta de seis ex guardias presidenciales – grupo que desapareció López Obrador por el costo que representaba -, dos de los cuales eran quienes se encargaban de la seguridad del ex presidente Enrique Peña Nieto.

Para que el señor Morales no pase carencias, como sucede con miles de emigrantes en Tapachula y Tijuana,  podrá tener un apoyo de 160 mil pesos al mes, producto de la “vaquita” mensual que harán 319 legisladores de Morena y sus partidos dependientes, además tiene a su servicio dos camionetas Suburban blindadas que usaba Peña Nieto y personal de apoyo.

Los escoltas del boliviano, que utilizan para sus traslados camionetas modelo 2013 y 2016, tendrán turnos de 12 y 24 horas, entre ellos un militar que era uno de los coordinadores de seguridad de eventos presidenciales con Peña.

Diferentes medios subrayan la austeridad con que viaja López Obrador – en aviones comerciales – y las condiciones en que lo hizo Evo Morales, también que él reciba un salario mensual de 108 mil pesos y con la obligación de que ningún funcionario de los tres niveles en el país gane más de esa cantidad, mientras que el ex presidente tendrá 160 mil, en tanto a los ex mandatarios mexicanos se les canceló la mensualidad que hasta el año pasado recibían de por vida por ser gravosa para el erario.

De las declaraciones emitidas por Morales desde su arribo a México son seguidas con atención. A su llegada dijo que “México me salvó la vida”  y luego hizo un urgente llamado a establecer el diálogo nacional en su país para detener la confrontación y lograr la pacificación.

 “Si el pueblo pide estamos dispuestos a volver (…) Vamos a volver tarde o temprano para pacificar”, procesos que consideró pueden ser acompañados por países “amigos” y organismos internacionales, al tiempo que exhortó a la ONU a no aceptar el “golpe de Estado” que lo echó del poder.

Criticó la postura de la OEA ante la crisis en su país: “La OEA decidió una posición política y no técnica ni jurídica”, apuntó en la conferencia de prensa que tuvo lugar en el Museo de la Ciudad de México. Resaltó que “la OEA  no está al servicio de los pueblos latinoamericanos, está al servicio del imperialismo. Habría que cambiarle el nombre en lugar de Estados Americanos a Organización de los Estados Americanos del Norte”.

Mientras Evo Morales asume su nuevo rol de refugiado, Estados Unidos validó a la senadora opositora Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia. El encargado de Latinoamérica en el Departamento de Estado, Michael Kozak, dijo que “la presidenta en funciones del Senado, ha asumido las responsabilidades de Presidenta interina de Bolivia. Esperamos con interés trabajar con ella y otras autoridades civiles del país mientras organizan elecciones libres y justas”.

Ante el reconocimiento de EU, Evo condenó en twitter la decisión del presidente Donald Trump de reconocer el gobierno de Áñez, el cual fue “autoproclamado por la derecha con la complicidad de la policía y fuerzas armadas. Sí, el golpe de Estado que provocó muertes de mis hermanos bolivianos es una conspiración política y económica desde EU”.

La presidenta interina de Bolivia exigió al gobierno de México impedir que Morales siga emitiendo opiniones sobre la política interior de su país y contra la nueva titular del gobierno, recordándole que “debe hacer respetar el protocolo de  refugiado con Evo Morales”, sin embargo la Cancillería mexicana indicó que Morales tiene derecho a la libertad de expresión garantizada en la Constitución de México y por la Convención Americana sobre Derechos Humanos.