A lo largo del presente año, el PRI registró la pérdida de más de un centenar de militantes en el estado, reconoció su dirigente estatal Enrique Juárez Ramírez, quien además informó que el actual déficit asciende a un millón de pesos (mdp) derivado del recorte presupuestal aplicado por el CEN priista para el pago de multas aplicadas por la autoridad electoral.
Para el 2019 se recibirán prerrogativas por 10 mdp, lo que se traducirá en una distribución mensual de 800 mil pesos, cuyos dineros ya llegarán íntegros al Comité Directivo Estatal, lo cual no sucedió este 2018, pues se les estuvo descontando el 50% de ese monto.
En entrevista, Juárez indicó que en diciembre próximo se terminarán de pagar las multas impuestas por la autoridad electoral por la cantidad de casi 4.5 millones de pesos derivadas de los ejercicios 2015, 2016 y parte del 2017. Por otro lado, se espera que las sanciones derivadas de la elección 2018 no sean significativas. Sin embargo, para solventar este ejercicio se requiere del apoyo del CEN para salir adelante, ya que se tienen adeudos de dos quincenas a algunos colaboradores, así como a algunos proveedores y gastos fijos.
Para el próximo año, las prerrogativas oscilarán en un monto de 10 mdp para la operación del partido, esto tras la aplicación de las fórmulas de la votación registrada este año y otros 3 mdp por concepto del proceso electoral 2019.