Al revelar que el veinte por ciento de los usuarios de tarjetas de crédito pagan los saldos totales mensuales y el 60% liquida sólo el pago mínimo, el director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, llamó a la población a extremar cuidados con el uso de este plástico, porque los costos anuales oscilan entre un 63 y 110%.

Informó que el costo financiero es realmente elevado y puede traducirse en problemas económicos para muchas familias aguascalentenses al final del 2018, por lo que tendrán que utilizar su fondo de ahorro y el aguinaldo para pagar las deudas que adquieren en este verano.

A través de los años, dijo, el uso de la tarjeta de crédito ha comenzado a ser más racional, aunque estamos en una temporada donde muchas familias pueden utilizarla sin tener claro el costo que les representa este instrumento financiero y la utilizan para pagar colegiaturas, útiles y uniformes escolares.

En este momento, algunos bancos ofrecen tarjetas de crédito con una tasa de interés superior al 95% anual, aunque otros bancos que cuentan con el mayor número de plásticos en el mercado nacional ofrecen tasas a partir del 63% en sus tarjetas clásicas.

“Sobre todo se debe tener cuidado con las tarjetas de crédito que se han sacado en casas o tiendas comerciales, ya que esas aplican tasas de interés todavía mayores, algunas se encuentran por encima del 110% anual”.

Frente a esta realidad, el titular del CIDE señaló que una vez que entre en vigor la nueva legislación referente a la reforma financiera, a partir del 1° de septiembre próximo, se podrá analizar la viabilidad de legislar para poner topes a las tasas de interés; “debe recordarse que se está en un mercado financiero y que se maneja con base en la oferta y la demanda”.

Alberto Aldape Barrios mencionó que si una persona como cliente financiero tiene la precaución de antes de firmar de recibido una tarjeta de crédito, analizar cuál es el costo anual total promedio de ese instrumento financiero, seguramente la rechazaría y buscaría una más económica.

Por último, aseveró que el 60% de los usuarios de tarjetas de crédito hacen el pago mínimo mensual, lo que implica que el monto que aportan va directo a intereses y una cantidad minúscula al capital, razón por la cual los adeudos crecen y crecen y pueden llegar a ser impagables.

“Entre un 15 y 20% de los usuarios de tarjetas de crédito han aprendido a usarlas perfectamente, sin generar intereses, ya que pagan mes a mes sus saldos totales de lo que utilizaron. El otro 20% se encuentra ya en montos en cartera vencida”, advirtió finalmente.

¡Participa con tu opinión!