Son marido y mujer ante Dios

El templo de San Antonio de Padua abrió sus puertas para recibir en su recinto a Jesús Marcelo Ochoa González y Mirtsam Barbosa Meléndez, quienes con gran convencimiento solicitaron la bendición de Dios con lo cual quedaron unidos en santo matrimonio.
El cortejo nupcial estuvo encabezado por el novio, en compañía de sus padres, Enrique Hermoso y Guadalupe Viramontes, mientras que la novia realizó su entrada del brazo de sus papás, Miriam Meléndez y Luis Barbosa.
El momento más significativo de la ceremonia, fue cuando la pareja finalmente pronunció sus votos de amor e intercambió las argollas matrimoniales, acto que fue elogiado por los presentes.