Alrededor de trece toneladas de residuos sólidos urbanos se recolectan cada semana de los 19 tianguis que operan en el Municipio capital, reveló el secretario de Servicios Públicos, Héctor Eduardo Anaya Pérez, quien explicó que los principales desechos son bolsas de polietileno, restos de comida, recipientes de unicel y botellas de PET.
El funcionario municipal lanzó un enérgico llamado a los vendedores ambulantes y consumidores a depositar la basura en los contenedores, porque cada tianguis aporta entre 450 y 1,400 kilogramos al concluir sus actividades, cuyos desechos tirados en la vía pública generan una muy mala imagen.
Los dos tianguis más sucios son San Juanito y San Felipe, los cuales registran una mayor cantidad de residuos recolectados, alcanzando en ocasiones hasta los 1,400 kilogramos cada uno.
Frente a esta realidad, dijo, se realiza de manera inmediata la limpieza de las calles en donde se instalan estos mercados ambulantes. Cada cuadrilla se integra por 5 ó 6 trabajadores del Departamento de Aseo Público, los cuales barren y papelean tanto las calles en donde se ubican los tianguis como las zonas aledañas, con el fin de dejar la vía pública libre de todos los desechos que genera este tipo de comercio.
Por su parte, el director de Limpia y Aseo Público, Enrique Barba López, precisó que los tianguis atendidos son: San Marcos, Potreros del Oeste, Morelos, La Purísima, La Salud, Fraccionamiento México, La Barranca, El Llanito, Las Flores, Jesús Terán, El Cerrito, Pilar Blanco, Pozo Bravo, La Estrella, Ojocaliente, España y Alfredo Lewis.
Explicó que cada tianguis se instala en un día específico y en un punto específico, por lo que el departamento correspondiente tiene una programación de limpieza que les lleva hasta dos horas de trabajo. El área de recolección también prevé, en los contenedores cercanos a estos sitios, que se incrementa la cantidad de basura, y se toman las medidas necesarias para actuar con oportunidad.
Por último, ambos funcionarios mencionaron que para reducir la generación de residuos, es recomendable suplir el consumo de bolsas de polietileno por las bolsas tradicionales no desechables (bolsas de mandado), canastas o carritos de mercado; y, principalmente, depositar la basura en los lugares indicados.