En la pila bautismal del templo de Nuestra Señora de los Bosques, se llevó cabo el ritual sagrado en el que los pequeñitos reunidos, en compañía de sus respectivos papás y padrinos, recibieron por gracia del Espíritu Santo, el sacramento del bautismo.
Luca Ruiz Esparza Torres, Ángel Gabriel Sánchez Reyes y Marcelo Díaz de León Cárdenas, son los niños que con dicho acto sagrado, fueron reconocidos como hijos del Padre Celestial.
Durante la ceremonia, el siervo de la Iglesia, consagró a los nuevos católicos, para lo cual elevó sus oraciones y ungió con el santo crisma a los bautizados.