CDMX.- Brad Pitt convive con Johnny Depp, Alfred Hitchcock, Godzilla y otros 400 personajes en el Museo Art Toys, que exhibe figuras coleccionables, en su mayoría, extraídas del cine.
Y aunque una imponente escultura en tamaño real de la Mujer Maravilla puede resultar impresionante, el verdadero deleite es contemplar los detalles de los modelos a escala que adornan las vitrinas del recinto, que abrió sus puertas al público en diciembre.
“Lo que nos interesa mucho es que la gente empiece a ver los juguetes como una obra de arte, porque llevan mucho trabajo, una preproducción, una producción, hay mucha gente involucrada.
“La escultura de muchas de las piezas que tenemos aquí está hecha a mano”, explicó Hugo Hurtado, director y curador del museo.
Como ejemplos hay una pieza de Jack Sparrow con una pequeña brújula que abre y cierra; una figura de Maléfica en cuyas botas se aprecian escamas que no se vieron ni en la película; la mesa de trabajo en la que Heisenberg fabricaba metanfetamina tiene huellas de químicos, y el DeLorean de Volver al Futuro tiene un tablero en el que se aprecia el reloj con el que se programaban los viajes en el tiempo. Con excepción del auto, las otras piezas podrían sostenerse en la palma de una mano.
“Lo que queremos es que se vea esta nueva tendencia, que estas piezas tienen calidad de museo y es lo que queremos que se empiecen a dar cuenta.
“Tenemos de diferentes licencias, tenemos tanto de Marvel, DC, Star Wars, Depredador, Terminator, un área que es de artistas reales… Cada pieza tiene una historia, desde cómo se consiguió”, continuó el curador, quien emprendió este proyecto hace tres años con otros amigos coleccionistas.
El camino para ver cristalizado su sueño no fue sencillo, porque no todos aprecian el valor artístico de las figuras. La inversión inicial provino de su propio bolsillo, y, además de invertir en la renta del espacio y en las propias figuras, pagó las licencias de uso.
“Ya que lo montamos, queremos que se empiecen a acercar los patrocinadores, estamos empezando con unos, y ya que vieron el éxito, ya se quieren subir”, dijo Hurtado.
Aunque ya está abierto al público diariamente en Avenida 5 de Mayo 23, Centro Histórico, el museo aún aguarda una inauguración oficial en grande.
(Fabiola Santiago/Agencia Reforma)