El Heraldo de Aguascalientes

Son familia feliz

CDMX.- Gabriel Soto y Geraldine Bazán prefieren no hacer caso a los rumores que apuntan a que están pasando por una crisis matrimonial.
“A palabras necias, oídos sordos, las cosas que se tiene que hacer ya se hicieron, y finalmente nosotros seguimos con nuestra vida sin necesidad de estar mostrando, diciendo y demás.
“Yo creo que para muestra basta un botón y aquí estamos. Creo que no hace falta hablar mucho más”, declaró la actriz.
Soto está dispuesto a entablar una demanda en contra de quienes aseguran es el verdadero padre de Matías, el hijo de la venezolana Marjorie de Sousa.
“Les pedimos respeto a todos, sobre todo ahora, estamos en un momento familiar, todos tenemos hijos, sobrinos y eso es lo más sagrado que tenemos”, agregó la actriz ante los cuestionamientos de los medios de comunicación.
Acompañados de sus pequeñas Alexa Miranda y Elisa Marie, la pareja acudió ayer a la carrera por el 75 aniversario de Ópticas Lux que se celebró en el Bosque de Chapultepec.
Durante el evento descartaron la posibilidad de convertirse nuevamente en padres. (Arturo Perea/Agencia Reforma)