Puerto Rico lo volvió a hacer, los Criollos de Caguas lo volvieron a hacer.
Anoche vinieron de atrás con la pizarra 4-1 en contra, con una ofensiva de 8 anotaciones entre la séptima y octava entrada, para derrotar 9-4 a República Dominicana y lograr el bicampeonato en la Serie del Caribe.
Los Criollos lograron el título el año pasado en Culiacán y anoche le dieron a Puerto Rico su corona 16 en el clásico caribeño. Además, Caguas iguala a las Águilas Cibaeñas como los únicos equipos bicampeones en la historia de la justa.
El mánager Luis Matos se convirtió en el segundo timonel en lograr un bicampeonato. Su antecesor fue Napoleón Reyes, quien en 1957 y 1958 lo hizo por primera vez con los Tigres de Marianao.
Las Águilas Cibaeñas fueron el tercer mejor bateo del torneo y un doble de Juan Pérez envió al plato a Gustavo Núñez y Junior Lake para una ventaja de 2-0 en la primera entrada.
En la tercera otro extra base de Junior Lake los ponía 3-0 y en la cuarta, un error de David Vidal le permitió a Carlos Paulino anotar la cuarta carrera dominicana.
La última vez que las Águilas festejaron un campeonato caribeño fue en Carolina 2007, cuando terminaron con marca de 5-1.
Hasta antes del nuevo formato de competencia (todos contra todos y Playoffs), el torneo llegó a tener juegos extra para definir al campeón y cuatro de ellos fueron protagonizados por boricuas y dominicanos, con un saldo de 2-2.
El cubano Raúl Valdés lanzó 6.1 entradas y sólo permitió una carrera, que fue solitario cuadrangular de Rusney Castillo. Cuando bajó de la loma, dejó 2 hombres de herencia con 1 out.
Entró Ramón Ramírez y Rubén Gotay bateó doble productor para acercar a los Criollos 3-5. Dayron Verona conectó hit y el mánager Lino Rivera fue por él para darle la pelota a Wirfin Obispo.
En cuenta de 1 bola y 1 strike, Jonathan Morales la puso detrás de la barda entre el jardín izquierdo y el central para el 6-4 y la locura puertorriqueña. Por segunda jornada consecutiva remontaron una desventaja, esta vez, de 3 carreras.
La ofensiva boricua continuó en la octava con 3 carreras más, 2 de ellas impulsadas con doble de Johnny Monell. Marco Arellano/Agencia Reforma.