Siguen operando en Aguascalientes pequeñas empresas distribuidoras de gas doméstico que no garantizan seguridad para sus usuarios, ni cuentan con seguros de responsabilidad civil, por lo que son un riesgo para la ciudadanía, señaló Pedro Gutiérrez Romo.

El presidente del Consejo de Administración de Central de Gas, indicó que este tipo de negocios no son nuevos y seguramente seguirán dándose, pero confió en que cada vez el mismo mercado los va a empezar a regular, por el precio de distribución del gas y terminarán cerrando.

Por ahora, la alternativa que tienen las empresas grandes, que operan con toda formalidad y requisitos es colocar un mayor volumen para poder dar mejor precio.

Esto, adicionalmente a que las autoridades competentes apliquen la ley a todas al parejo, ya que las revisiones que se hacen a las empresas grandes para verificar instalaciones, flotilla y seguros de responsabilidad civil, deben ser para todas.

Gutiérrez Romo dijo no tener certeza de cuántas empresas pequeñas trabajan en esas condiciones, pero es necesario observarlas, ya que sin responsabilidad civil, en caso de siniestros no estarán preparadas para responder, lo cual es un riesgo potencial.

Una empresa grande, dijo, bien formalizada, tiene seguros de responsabilidad civil, tiene sus trabajadores asegurados y una serie de cosas, sobe todo responsabilidad civil, que ofrece seguridad a los usuarios y a la ciudadanía en general.

Ante situaciones diferentes, las autoridades deben trabajar y verificar que no haya irregularidades en cuestión de seguridad civil, de precios, medidas y todo lo que la ley plantea para este tipo de negocios.

Opinó que el libre mercado conlleva también la posibilidad de que grandes empresas lleguen, impongan precios bajos para ganar mercado, acaben con las pequeñas y rijan la distribución, lo cual no está lejos de suceder, ante la apertura a inversiones extranjeras en el ramo.