Cecilia de Santos Velasco

La delegada de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, Pamela Cuevas Mendoza, aseveró que la ley fiscal para el ejercicio 2020 será agresiva, en México existe todavía una cultura de evasión y se observa fácilmente en la impresionante compra-venta de facturas, incluso esas personas físicas tienen la osadía de solicitar la representación legal de esta institución.
Adelantó que la SHCP ofrecerá beneficios fiscales a aquellos contribuyentes que ofrezcan información al fisco sobre la compra-venta de facturas y las operaciones simuladas de terceros, cuyos datos deberán ser comprobados primero por la autoridad.
“Ser soplones alienta la autoridad en contra de los contribuyentes evasores para ayudar al fisco a fiscalizar. La propuesta de reforma está orientada hacia una persona física, la cual será protegida por el anonimato pues la figura jurídica que se aplica es la de un testigo protegido”, detalló.
La compra-venta de facturas se equiparará a delincuencia organizada y ya viene dentro del paquete económico para el ejercicio 2020. En esos actos se pueden involucrar a cuando menos tres personas: el contribuyente, el contador y la secretaria, advirtió Pamela Cuevas Mendoza.
Las leyes que se han ido creando son ahora muy severas para contener a los evasores, lo que ciertamente impacta y afecta a los contribuyentes cumplidos, pero se requiere contener a lo indefendible. Muchos aspectos que anteriormente no estaban contenidos en Código Fiscal de la Federación, ahora han sido incluidos para ser aplicados en el próximo ejercicio.
Finalmente, la delegada de la Prodecon mencionó que aquel que compra y vende facturas simula operaciones, y la novedad es que un tercero que no participa en ese esquema, si se entera y acude ante el Servicio de Administración Tributaria para entregar esa información, la cual deberá ser validada por el fisco, y si resulta como positiva, se le otorgarán beneficios fiscales.