El fiscal general debe ser autónomo y actuar libremente, no por consigna, destacó la diputada Citlalli Rodríguez, quien ayer presentó iniciativa de reformas a la Constitución local, en tal sentido.
Explicó que actualmente, para elegirse el Congreso debe integrar una lista de cinco candidatos, misma que envía al Poder Ejecutivo, el cual formula una terna y la remite al Congreso, y después se turna a la Comisión de Justicia donde el Pleno designa al fiscal general del Estado; de no hacerlo, el Poder Ejecutivo lo haría, y también podrá removerlo por las causas graves que establezcan las leyes.
“En consecuencia, el Poder Ejecutivo prácticamente escoge a la persona que tomará el cargo, empobreciendo la autonomía de la Fiscalía y a su vez la del Poder Legislativo, mermando libertad de elección y permitiendo que cualquier persona se convierta en la responsable de la seguridad pública y la procuración de justicia del Estado”.
Consideró que debe establecerse un procedimiento con verdadera independencia, de tal manera que para la designación del fiscal general, el Congreso emita una convocatoria pública abierta a la sociedad y una vez recibidas las solicitudes y los expedientes de los aspirantes propuestos por asociaciones y colegios de profesionistas, se analicen los perfiles para la creación de una terna y con el voto de las dos terceras partes de los diputados integrantes de la Legislatura, se designe al fiscal.
Asimismo, propuso que sólo pueda ser removido por el propio Congreso y no por el Ejecutivo.
En consecuencia, en el Artículo 59 debe establecerse: “Treinta días antes de concluir el período para el cual fue designado el fiscal general del Estado, o en su caso, a partir de su ausencia definitiva, el Congreso del Estado tendrá quince días naturales para emitir una convocatoria pública abierta. Durante el plazo de diez días las asociaciones y colegios podrán proponer perfiles idóneos para el cargo. Una vez recibidas las solicitudes y los expedientes de los aspirantes, éstos serán remitidos la comisión correspondiente para que analice los perfiles y emita sus opiniones técnicas, sometiendo a consideración del Pleno del Congreso una terna, en los términos que fije la ley”.
Para los efectos de la fracción anterior, el Congreso, previa comparecencia de las personas propuestas, elegirá a quien ocupará la titularidad de la Fiscalía con el voto de las dos terceras partes de los diputados integrantes de la Legislatura dentro de los treinta días posteriores a la presentación de la terna. En caso de no lograrse la votación, se insaculará la terna para decidir quién deberá ocupar el cargo.
El fiscal general podrá ser removido por el Congreso del Estado por las causas graves que establezcan las leyes, previa garantía de audiencia.
Finalmente, estableció que en los artículos transitorios se especifica que quien ocupa actualmente el cargo de fiscal continuará en los términos que fue electo; y en un plazo de noventa días se deberá adecuar la legislación secundaria.

¡Participa con tu opinión!