Por FRANCISCO VARGAS M.

En lo que fue el Domingo de Pascua, Día de la Resurrección del Señor, importante fecha para la iglesia católica, se llevó a cabo la Sexta Novillada de la Temporada 2018 en la Plaza San Marcos, en la cual, el joven André Lagravere “El Galo”, tuvo una actuación sólida y firme, cortando una oreja a toda ley, siendo el único premio del festejo, cuando bien pudo haber cortado una en su primero, misma que el juez de plaza inexplicadamente le negó a pesar de la petición mayoritaria del público, y con ello le cerró la Puerta Grande que bien tenía ganada el joven espada. Por su parte el aguascalentense Rafael Reynoso, tuvo una actuación solvente dejando ver marcados avances y una tauromaquia de gran concepto, mientras que el sevillano Curro Durán plasmó pinceladas de su toreo de calidad y clase. Mención especial al encierro de Rosas Viejas que fue manejable y muy toreable.
Con más de media entrada y clima agradable como lo mencionamos líneas arriba, se jugó un encierro de la ganadería jalisciense de Rosas Viejas, mismo que no presentó complicaciones, dejando estar a los tres jóvenes toreros y que cumplió en varas. Primero soso, deslucido y corto; segundo bravo, pero pronto se vino a menos; tercero, noble con fijeza; cuarto con clase, fijeza y recorrido; quinto con fijeza y buen estilo; sexto bravo con transmisión.

RAFAEL REYNOSO (Corinto y Oro)
A “Solterito” lo lanceó a la verónica sin acomodarse del todo, cerrando con revolera. En el segundo tercio, curiosamente el novillo tomó una banderilla del piso, misma que por minutos la tuvo prendida cerca de una oreja. Bridó a Juan Carlos López de los Reyes, gerente operativo de la empresa Espectáculos Taurinos de México en esta ciudad; comenzando por bajo su labor muleteril con doblones rodilla en tierra, estando en su trasteo muy voluntarioso ante un novillo deslucido y soso, al que le robó meritorios pases por ambos perfiles, arrancándole prácticamente los muletazos. Rafael, cuya labor le fue reconocida por parte del público, alargó un poco su trasteo. Manoletinas terminando de dos pinchazos y estocada para escuchar palmas.
Su segundo, “Labrador”, lo lanceó a la verónica, cargando la suerte con torería, siendo su media de pintura. Con chicuelinas al paso lo llevó al caballo, quitando de manera vistosa por chicuelinas y tafalleras. Muleta en mano comenzó con pases por alto ayudados, siguiendo con una faena de menos a más, alcanzando pasajes artísticos cuando le tomó la distancia y ritmo, logrando importantes series por el derecho, sin faltar pases; rodilla en tierra por alto y más derechazos templados, intercalando adornos como dosantinas y luquesinas. Estocada delantera contraria y atravesada, un golpe de descabello para salir al tercio para agradecer calurosa ovación.

ANDRÉ LAGRAVERE “EL GALO” (Catafalco y Azabache)
“Chiclanero”, lo saludó por chicuelinas jugando los brazos rítmicamente, quitando vistosamente por zapopinas, cerrando con el manguerazo de Villalta. Invitó a Fermín Quirós para cubrir el segundo tercio, haciéndolo ambos de manera lucida y efectiva por lo que escucharon diana desde las alturas. Muletazos y rodillas en tierra por alto fue la manera de comenzar, prosiguiendo con series por el izquierdo, quedándose un tanto corto el novillo; mostrando oficio y buena técnica, André logró importantes series templadas por el derecho que tuvieron calado en los tendidos, siendo prendido sin consecuencias, terminando con ajustadas joselillinas. Estocada contraria y tendida para fuerte petición de oreja que el juez Ignacio Rivera Río le negó de manera inexplicable, dando una vuelta al ruedo con mucha fuerza.
A “Hilandero” lo recibió en los medios, rodillas en tierra con una larga cambiada, verónicas y chicuelinas, sufriendo un fuerte golpe en el tobillo izquierdo. Después de buena vara de Mauro Prado, cubrió el segundo tercio estando nuevamente certero y lucido. Brindó a Juan Carlos López de los Reyes, sufriendo fuerte achuchón al estar mal colocado, sin consecuencias. Recomponiendo la escena, André cuajó estupendas series por ambos lados con pases que tuvieron conexión en el tendido, sin faltar pases cambiados por la espalda, molinetes, rodillas en tierra con cambios de mano por delante y molinetes. Estocada poco tendida para petición de oreja que le fue concedida, mientras que los restos del buen novillo recibieron palmas en el arrastre.

CURRO DURÁN (Verde Botella y Oro)
Su primero, “Jolino”, lo lanceó con vistosas chicuelinas y revolera, quitando con suaves mandiles. Por alto en tablas inició doblones, viniendo una primera serie aceptable por el derecho. Tomando las cosas sin prisas, se dio a torear de buena manera con mano baja gustándose, alcanzando sus mejores momentos cuando se puso a la distancia por el izquierdo. Por el derecho, faena con estructura, siguió con pases donde se recreó sin faltar dosantinas, siendo prendido sin consecuencia, alargando un poco su trasteo. Manoletinas dejando estocada trasera y caída para palmas.
Con “Aldeano” lo lanceó a la verónica estando en banderillas Aldo Navarro, lucido por lo que fue sacado al tercio. En el centro del ruedo comenzó su faena con pases cambiados por la espalda, viniendo derechazos vibrantes al torear con largueza y continuando con más series por ambos perfiles con torería, concluyendo con joselillinas. Lamentablemente se puso pesado con el acero, dejando ir premios, escuchando palmas de aliento.

Para la Séptima Novillada a celebrarse el próximo domingo 8 de abril, se anuncia a Francisco Martínez, Javier Segovia, Pablo Gallego y Rafael Díaz de León, con un encierro de Arellano Hermanos. (pacovargas_@hotmail.com)

¡Participa con tu opinión!