Policías preventivos de Calvillo y personal de Protección Civil Municipal auxiliaron a una familia originaria de la Ciudad de México, que se había quedado sin dinero y no podían hospedarse en algún hotel, por lo que se quedaron a dormir en plena intemperie.
Fue a las 05:00 de la mañana cuando los oficiales de Seguridad Pública Municipal de Calvillo detectaron que cerca de la gasolinera “Romalsa”, que se ubica en el Blvd. Felipe González, estaban dormidos dos adultos -hombre y mujer-, así como dos niños, los cuales se encontraban con frío.
Ante la vulnerabilidad en que se encontraban, los policías preventivos les ofrecieron cobijas y comida, para posteriormente con apoyo de personal de Protección Civil Municipal fueron trasladados a un albergue donde pudieron pasar la noche.