Pide Antorcha Campesina la intervención del gobernador Martín Orozco para que se liberen los recursos que ya están etiquetados a favor de los habitantes de las comunidades de Arboledas y Benito Juárez en Calvillo, quienes requieren de obras de electrificación, y que de no ejercerse antes del 31 de diciembre tendrán que ser regresados a la Federación, así lo señaló su dirigente en el estado, Pedro Pérez Gómez.
En conferencia de prensa, el dirigente antorchista en Aguascalientes comentó que están cerrando el año con dificultades ante el Ayuntamiento de Calvillo, luego de que la organización gestionó ante los diputados federales, recursos para obras de electrificación a favor de más de mil habitantes de las comunidades de Arboledas y Benito Juárez de aquel asentamiento pero no cuentan con el apoyo del alcalde, Adán Valdivia López.
Pedro Pérez Gómez detalló que los recursos ya están en el estado y vienen etiquetados por un monto de 3.5 millones de pesos. Sin embargo la Secretaría de Hacienda les ha dicho que de no ejercer el dinero a más tardar al 31 de diciembre, tendrán que ser regresados a las arcas federales.
“Nosotros personalmente no tenemos nada en contra del presidente municipal de Calvillo, pero él no nos quiere recibir y sobre todo le pedimos que se ponga la mano en el corazón por la gente y los niños que sufren ahí y que no tienen luz. Ya está el dinero y el Gobierno del estado está a punto de regresarlo, tenemos hasta el día último del mes para que se amarre”.
El dirigente antorchista reiteró que su organización tiene el compromiso con los habitantes de dichas comunidades, de ahí que seguirán adelante en los próximos años para meter el agua, el drenaje, la pavimentación y las escuelas, “pero necesitamos la mano de la autoridad. Nosotros respetamos al gobernador porque él ganó, el tiene la mayoría de votos en Calvillo y por eso lo reconocemos y le pedimos respetuosamente que los ayuden”.
Enfatizó que de no haber una respuesta, una comisión de antorchistas se verá obligada a pasar la Navidad y el Año Nuevo afuera del Palacio de Gobierno, al considerar como injusto que se pierdan los recursos. “Pedimos que el gobernador escuche a la gente que son los que necesitan el apoyo, me daría por bien servido con eso, esa sería mi Navidad”, finalizó.