El surf, con una ligera variación, ha propiciado la práctica del foil boarding, actividad en la que los domadores de olas no se suben en tablas convencionales, sino en unas que poseen “hydrofoils” o hidroalas, por debajo de la misma.
Usualmente usadas en embarcaciones, las hidroalas reducen la resistencia al agua y permiten navegar con vientos muy ligeros, montar cualquier ola, hasta las más pequeñas.
Uno de los pioneros del foil boarding fue el surfista Mango Carafino, quien colaboró al ajuste del diseño del ala a la tabla mientras estaba en Hawaii. La actividad, para la que se requiere lecciones especiales, tiene campeonatos en lugares como California e Italia. En México se encuentra en pleno desarrollo, pero es posible tomar lecciones con la empresa Kitesurf Vacation, que ofrece clases -previa reservación- en algunos destinos como Cancún (Quintana Roo), La Ventana (Baja California) y El Cuyo (Yucatán).
kitesurfvacation.com