Como lo informamos ayer en este diario, fue localizado en las inmediaciones de Calvillito el cádaver de un comerciante que, según algunos testigos, fue golpeado y llevado por policías estatales varios días antes de ser encontrado sin vida. Sobre este asunto, se expresó mediante un comunicado Griselda González Morales, encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado de Aguascalientes.

En él, afirma que se iniciaron las invesigaciones correspondientes para determinar la identidad del occiso y las causas que generaron su fallecimiento, así como la identidad de los probables participantes de este hecho.

González Morales, dio a conocer que de acuerdo con la necropsia de ley practicada por la Dirección General de Servicios Periciales adscrita a la Fiscalía General del Estado, se logró determinar que la causa de la muerte fue derivada de un edema cerebral consecutivo a un traumatismo craneoencefálico severo.

El comunicado continúa: “ante los señalamientos hechos por los familiares de la víctima, se dio inicio a las investigaciones correspondientes para determinar la identidad de los involucrados en este hecho, para lo cual se cuenta con la colaboración de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Aguascalientes (SSPE)”.

En el documento, la Fiscalía celebra la disposición de la SSPE para continuar con el trabajo del Agente del Ministerio Público, y enfatiza que “una vez que se tengan los elementos de prueba necesarios se actuará en contra de quien o quienes estén relacionados con este hecho, ya que en todo momento debe prevalecer el estado de derecho y debido proceso”.