Un total de 283 colonias y fraccionamientos en el estado se encuentran en calidad de irregulares, sobre los que la Secretaría de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot) ya trabaja con el cruce de información con los municipios, a fin de poner en orden en esos desarrollos de vivienda.

Armando Roque Cruz, titular de la Seguot aseveró que si bien es un problema que aqueja principalmente a familias de escasos recursos o necesitados de un lugar donde vivir, que se dejan engañar por gente que se aprovecha al lotificar terrenos y predios sin los permisos respectivos, también hay gente de una posición económica más pudiente que también se enfrenta a una situación de estas, aunque son menos los casos.

Por lo general los desarrollos habitacionales irregulares están ocupados por gente de escasos recursos que son sorprendidos por vivales, “antes eran políticos que se ofrecían a apoyar a los desprotegidos, pero ahora hay gente que estafa con la necesidad de vivienda”.

“Se está haciendo un frente común con los municipios para corroborar cuáles son sus asentamientos que tienen la necesidad de ser regularizados”, es un tema complejo, dijo, pues han pasado dos años tratando de arrancar el proyecto pero apenas se ha dado el primer paso de ubicar los asentamientos.

El asunto es que hay desarrollos irregulares con viviendas asentadas sobre lechos de ríos, otras que están construidas sobre rellenos no compactados, sólo a volteo y que dentro de poco las casas serán dañadas y agrietadas, “en estas condiciones hay un sinfín de casos que tendrán que ser visitados para buscar una posible solución, aunque también se requiere de la colaboración y voluntad de quienes ya los habitan, eso es lo difícil”.

DE LOS 283 ASENTAMIENTOS IRREGULARES YA HABITADOS:

  • 63 están en la capital
  • 46 en Rincón de Romos
  • 41 en Jesús María
  • 133 en los otros 8 municipios del estado.