Todo se encuentra en constante evolución. Lo que hoy se conoce, mañana o más adelante podría ser diferente. Desde las formas de comunicación, hasta la misma especie humana; y por qué no los teléfonos móviles inteligentes, también conocidos como “smartphones”.

Dicha evolución no solo obedece a la forma y el tamaño, sino también a los modos de uso y otros criterios de innovación para asegurar la supervivencia de los teléfonos móviles en el mercado. Sin embargo, para que esto ocurra es necesario que se fabriquen los mejores smartphones capaces de satisfacer los gustos y exigencias de los clientes.

Internet Media Services (IMS), a través de la segunda edición de su informe “IMS Mobile in Latam Study” (2016) dio a conocer que los usuarios pasan más de 37 horas semanales en línea, desde diferentes dispositivos móviles; y este número asciende a 40 horas entre los millenials. En México, los usuarios dedican entre 10 y 12 horas semanales a la conexión internet a través del uso exclusivo de sus smartphones. Esto significa que los dispositivos tendrían que estar diseñados para acompañar al usuario en sus diferentes actividades cotidianas.

En el Mobile World Congress 2019, que tuvo lugar en Barcelona, se expusieron algunas innovaciones en el sector, tales como el nuevo celular que reemplazará el tacto por los gestos, las pantallas flexibles y las redes de quinta generación. No obstante, cabe resaltar que la evolución también se manifiesta en las nuevas formas de uso que se están posicionando entre aquellos que poseen un smartphone. A continuación, te presentamos algunas especificaciones sobre las novedades en cuanto a formas y usos:

Las pantallas plegables

Muchas son las marcas que han dado a conocer sus planes sobre la elaboración de teléfonos móviles con esta característica.  Uno de los principales objetivos de los smartphones con pantallas plegables es que, al desplegarse y convertirse en una tablet, pueda ser de más utilidad sin recurrir a otro dispositivo.

Sustitutos multiusos

Los smartphones permiten descargar aplicaciones, en caso de que no estén predeterminadas, que los hacen funcionales como herramientas sustitutorias. Estos dispositivos pueden servir como alarmas, linternas, controles (Smart tv), entre otros. Incluso, ahora podrán ser llaveros digitales capaces de abrir, encender y apagar automóviles.

Pantallas completas

Se ha visto como las pantallas han empezado a ganar más protagonismo hasta llegar a eliminar ciertos elementos como el botón de inicio. Este último ha sido sustituido, en algunas ocasiones, por el lector de huella o el reconocimiento facial. Sin embargo, el nuevo reto en esta industria consiste en integrar la cámara selfie dentro de la pantalla, de manera que sea invisible para el usuario y el dispositivo quede libre de agujeros en su parte frontal.

Smartphones 5G

La penetración de la tecnología 4G se elevó hasta ocupar el 70% de los usuarios, según el informe ‘’Hábitos de los consumidores móviles en México 2017’’. Este incremento se ha visto en diferentes países a nivel mundial, lo que ha motivado la fabricación de nuevos smartphones compatibles con la tecnología más veloz de conexión inalámbrica hasta el momento: 5G.

Estudios cinematográficos autosuficientes

Cada vez son más las películas grabadas con la cámara de un teléfono móvil. Estas han ido evolucionando hasta lograr captar una imagen que no tiene nada que envidiar a otras. Además, se considera un método más cómodo para hacer cine en cuanto portabilidad y presupuesto. Pero no es necesario llegar al extremo de una realización cinematográfica para darnos cuenta que poco a poco las personas están dejando de lado sus cámaras fotográficas y filmadoras.

La evolución cada vez es más rápida y cada empresa tiene grandes innovaciones que ofrecer. Estas son solo algunas de las novedades en el sector. Lo ideal sería integrar todo en uno y evaluar los precios de lanzamiento al mercado.