Todos los taxis privados que se contratan a través de plataformas tecnológicas, son “piratas”, porque ninguna empresa se ha dado de alta ante la Coordinación de Movilidad; las multas son de poco más de 40 mil pesos, no tanto porque cobre en efectivo, sino porque no se han regularizado.

Incluso hay quienes venden en farmacias o tiendas de conveniencia, tarjetas de prepago para que los usuarios no paguen en efectivo, lo cual no los librará de ser sancionados, ya que las empresas deben registrarse, así como sus choferes, para poder dar el servicio, dentro de la legalidad.

De acuerdo a la Ley de Movilidad, para dar el servicio mediante la propia plataforma tecnológica administrada por la empresa de redes de transporte, previamente deben pagarse los derechos correspondientes.

Las personas morales interesadas deberán tramitar la inscripción de la plataforma que operarán, en tanto que los propietarios de los vehículos particulares deberán registrar directamente o a través de la empresa de redes de transporte, ante la CMOV el vehículo con el que realizarán el servicio y tramitar la ficha de identificación, cuando gestionen el servicio por sí o a través de personas contratadas para tales efectos.

Los sistemas electrónicos para la contratación o pago que implemente el Estado, los concesionarios o permisionarios del servicio de transporte público, con excepción al servicio a que se refiere el artículo anterior, no serán considerados como plataformas tecnológicas de una empresa de redes de transporte. Ello conforme los artículos 131 y 132.

Asimismo, el Artículo 311 establece que las personas que, sin contar con concesión, permiso o carta de registro, presten el servicio de transporte público o contratado a través de plataformas tecnológicas, se les aplicará una multa de trescientas a quinientas Unidades de Medida y Actualización.

Actualmente se están aplicando infracciones de 40,150 pesos y en los casos de reincidencia por parte del infractor, se aplicará el doble del monto inicial de la multa que se hubiere impuesto, es decir que ascendería a los 80,300 pesos.

Mientras no se registren las empresas de esta naturaleza, las unidades son consideradas como “piratas” y, en consecuencia, serán multadas.