El secretario de Obra Pública Municipal, Marco Antonio Licón Dávila, admitió que el Gobierno capitalino requiere de cuatrocientos millones de pesos para atender las actuales y urgentes necesidades de dar mantenimiento integral a las vialidades de todo el municipio, y así detener el deterioro de tantos pavimentos citadinos y rurales.
De acuerdo a un análisis de las vialidades de Aguascalientes, el titular de la SOPMA señaló que se dejará un precedente a las siguientes administraciones municipales para que continúen con este programa de mantenimiento preventivo para todo el Ayuntamiento, a fin de acceder a unas superficies de rodamiento dignas para todos los ciudadanos.
Aseveró que los proyectos grandes para reencarpetamiento con asfalto o con concreto hidráulico se trabajan y se gestionan ante la Federación, así como otras acciones relacionadas con los bacheos intensivos, colocación de micro carpetas, mantenimiento de líneas de pintura, violetas y señalamientos, en sus zonas urbanas y rurales.
Con el reciente cambio del secretario de Hacienda, dijo que se vuelven a retrasar los programas federales hacia los estados y los municipios, lo que genera incertidumbre; “sin duda es un primer año de gobierno que no se sabe cómo llegarán los recursos públicos en el tema de infraestructura”.
No obstante, el Ayuntamiento de Aguascalientes se acerca a diferentes instancias en la Federación para presentar proyectos de infraestructura que se necesitan para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.
Respecto al programa de Bacheo Intensivo Nocturno, el secretario de Obra Pública mencionó que por ahora se ha dejado pendiente, porque este año ha sido un año de poca lluvia, lo que ha permitido tener un control en este sistema.
“Para lo que resta de la administración capitalina llegarán los últimos 5 millones de pesos para continuar con el programa de Bacheo Intensivo y se pretende meter un poco más de microcarpeta, las cuales duran tres o cuatro años, situación que ha permitido reducir los casos de agujeros las vialidades”, puntualizó.