Ante la demanda popular, los bicitaxis no deben limitarse al medio rural; también debe darse el servicio en colonias de población densa, en centros de abasto y demás lugares de concentración, a fin de apoyar a la población más vulnerable, destacó la diputada Citlalli Rodríguez González.

Dejó en claro que la Coordinación de Movilidad está facultada para autorizar las zonas en que puede ofrecerse esta modalidad, por lo que no debe haber pretextos para no beneficiar a las personas de más bajos recursos, en el entendido de que no sería una competencia desleal para los taxistas, porque la gente que usa este tipo de transporte seguirá haciéndolo.

Entonces, una vez que entre en operación este tipo de transporte, lo que debería suceder pronto, debe generalizarse entre la población que más necesite el servicio, explicó la legisladora.

De acuerdo a la nueva Ley de Movilidad, cuyas disposiciones complementarias aún no entran en vigor, se entiende por Bicicleta Pública, el servicio que se presta de forma individual en bicicleta de uso compartido, para satisfacer la demanda de viajes cortos en la zonas autorizadas por la CMov, lo que indica que se contemplan módulos, en los que se pueden rentar estos vehículos.

El servicio de Bici Taxi, es el que se presta con bicicleta unida a una estructura que cuenta con asientos para el conductor y pasajeros y sólo para su tránsito en las zonas autorizadas previamente por la CMov.

La legisladora considera que la Ley debe perfeccionarse, ya que se aprobó al vapor por urgencia de la bancada del PAN, y las nuevas disposiciones no se aplican, porque las autoridades en la materia, trabajan con lentitud en la reglamentación inherente.

No hay duda, dijo, que la Ley de Movilidad es un cúmulo de buenas intenciones, las expectativas son muchas, sólo falta que se apliquen las nuevas disposiciones y realmente se cumpla con los objetivos trazados.