De acuerdo a la auditoría practicada por el Órgano Superior de Fiscalización, a las cuentas públicas 2016 del Municipio de Jesús María, se detectaron 5.5 millones de pesos en cuentas por cobrar, sin que acredite Municipio las acciones que realiza para recuperar ese dinero.

No se han pagado los derechos del relleno sanitario por un monto de 1.3 millones de pesos. Y por el pago fuera de tiempo de ISR e ISSSSPEA, se tuvieron que cubrir recargos por 479 mil pesos, por lo que se ordena su reintegro.

No se hicieron correctamente las retenciones de las deudas de los trabajadores con el ISSSSPEA, razón por la cual el Municipio pagó de forma incorrecta 161 mil pesos, mismos que deberá regresar a las arcas.

Además, se detectaron pagos en exceso a trabajadores por un total de 289 mil pesos, que deberán recuperarse, así como pago de aguinaldo a personal que no tenía derecho a ello, por un monto de 620 mil pesos, que también se deberán de reintegrar.

Compraron un millón de pesos en despensas, de las cuales no existe su comprobación, debiéndose resarcir el recurso.

Contrataron también los servicios de un taller externo al municipal por 1.6 millón de pesos, sin justificación; y detectaron compras de “bolos y materiales varios” fuera de procedimiento, por un monto de 668 mil pesos, que deberán de reintegrarse.

Por otro lado, se registran gastos por 453 mil pesos para la comida por el Día del Maestro y pago de 60 habitaciones en Hotel Galerías, ambos sin documentación comprobatoria. Se compró además combustible por 520 mil pesos, sin que se conozca el destino del consumo, y se acreditó el pago de 34 mil pesos de combustible de vehículos particulares.

Asimismo, pagaron a una empresa 143 mil pesos, para timbrado de nóminas, cuando Municipio podía hacerlo con su personal, por lo que se deberá reintegrar el monto. Se realizó la compra de un servicio de digitalización por 951 mil pesos, pese a que tienen un área de esta naturaleza; además de que no siguió el procedimiento de contratación correspondiente, debiéndose rembolsar ese dinero.

También, se pagaron 2 millones por servicios de asesoría contable, sin acreditar tener necesidad de esos servicios y sin seguir un procedimiento de contratación, por lo que debe resarcirse el monto. Y se detectó la contratación de servicios profesionales por 1.1 millones de pesos, sin que se justifique procedimiento de contratación conforme a la ley.

Se rentaron, sin procedimiento legal, luces navideñas por un monto de 1.7 millones y se erogaron 1.1 millones en la Feria de los Chicahuales, a pesar de que el Patronato ya contaba con recursos para ello, debiéndose de reintegrar ese dinero.

Igualmente, hay dos obras de agua potable y de pavimento por montos de 1.5 millones y 994 mil pesos, contratadas sin el correcto procedimiento patrimonial. Se hicieron adjudicaciones posteriormente a la realización de las obras por 3.8 millones de pesos. Y hubo incumplimiento del procedimiento de adjudicación de pavimento hidráulico y cambio de luminarias de la plaza principal, por lo que se deberá de reintegrar a la Federación un monto de 4.7 millones de pesos.

Una obra red de agua potable en Gómez Portugal por 1.5 millones y otra de banquetas en esta misma comunidad por 2.4 millones de pesos, no tienen soporte documental. Mientras que en la obra “Camino al zapato” se hicieron pagos al contratista por 1.6 millones, sin que exista causa justificada para ello, además de que no se acreditaron otros gastos por 3.5 millones de pesos, debiéndose reintegrar el dinero.

El organismo operador del agua potable, hizo pagos con irregularidades, por lo que se deben resarcir 937 mil pesos. Incluso, no registra contablemente la cartera vencida por ocho millones de pesos, y hay arrendamientos de maquinaria sin justificación, por 1.1 millones de pesos.

Por último, se reporta un saldo negativo en bancos por 800 mil pesos y hay cuentas ajenas a la contabilidad, es decir, que no están registradas.

¡Participa con tu opinión!