Hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. El 15 de diciembre de 1972, la Asamblea General de las Naciones Unidas lo instituyó; desde 1974 este día se ha convertido en una plataforma global de alcance público, celebrado en más de 100 países.

El evento, liderado por ONU Medio Ambiente, exhorta a los gobiernos a promover la sensibilización y la adopción de medidas para el cuidado del medio ambiente.

Para este año, con el lema del Día Mundial del Medio Ambiente “Un planeta #SinContaminación por plásticos”, se hace un llamado a los gobiernos, la industria, las comunidades y las personas en general a unirse para reducir urgentemente la producción y el uso excesivo de plásticos desechables (plásticos de un solo uso) que contaminan océanos, dañan la vida marina y amenazan la salud humana.

El INEGI, a través de las Cuentas Económicas y Ecológicas, mide además del impacto que tiene la generación de ese tipo de residuos, los efectos derivados del agotamiento del agua subterránea, bosques y recursos petrolíferos; de la degradación del aire y cuerpos de agua, y de la contaminación del suelo por residuos sólidos urbanos. Este impacto para 2016 fue equivalente al 4.6% del PIB del país.

El costo por la degradación ambiental fue de 4.0%, derivado principalmente de las emisiones contaminantes al aire provenientes de las fuentes móviles como autos particulares, camiones de pasajeros, camiones de carga y taxis, entre otros. Adicionalmente, la degradación por residuos sólidos urbanos para el año 2016 fue equivalente al 0.3% del PIB, de los cuales, el 11.6% correspondió a los residuos plásticos.

Una de las formas en cómo la sociedad tiene la oportunidad de mantener una relación amigable con el entorno que nos rodea, es a través de acciones en favor del cuidado, preservación y protección del medio ambiente y de los recursos naturales en general.