El involucramiento social en el desempeño público debe ser con hechos y datos, sin chismes, rumores ni subjetividades, señaló Miguel Treviño de Hoyos, impulsor del observatorio ciudadano “Cómo vamos…”, que funciona en diversos estados del país.
Consideró que cuando hay datos concretos y hechos documentados, es posible construir una relación muchas más productiva entre la sociedad y el poder público, pues se enfoca en lo que verdaderamente está pasando, y así es posible cuantificar y por lo tanto resolver.
Durante la presentación de la Comisión de Desarrollo Democrático de Coparmex, e invitado a compartir la experiencia de otras entidades, explicó que el acompañamiento a una gestión pública a través de hechos concretos, reditúa en la misma medida en que reduce el espacio para el “yo creo”, “me dijeron” o “a alguien le ocurrió”.
En ese sentido, expuso que un estado como Aguascalientes, según datos del INEGI, podría cerrar el año con una cifra considerablemente más alta de homicidios, respecto del año 2016 y dejar de ocupar una de las posiciones más bajas a nivel nacional en el tema.
Y es que de acuerdo a los números, el año pasado se registraron 46 homicidios que equivalen a 4 por cada 100 mil habitantes; sin embargo, en lo que va del año ya suman 45 los delitos de este tipo, y anualizando el dato, además de considerar que aun falta un tercio del año, bien podría terminar por encima de esa cifra.
Ese tipo de información permite encender los focos rojos, enfocar el problema y generar un esfuerzo social de exigencia a las autoridades, pidiendo explicaciones en un ambiente de tensión positiva, basado en lo que efectivamente está pasando y no en la anécdota.
Por su parte, Raúl González, presidente de la nueva Comisión, explicó que ésta, a su vez, generará un Índice y un Informe sobre Aguascalientes, del que se desprenderán métricas sobre diversos temas para dar seguimiento al actuar gubernamental y propiciar la participación social en el debate y resolución de problemáticas que se registran.
Destacó que uno de los tópicos será el tema de la reelección que será posible a partir del próximo año para legisladores, a fin de evaluar qué han hecho, si realmente conviene que continúen en el cargo, si cumplieron los compromisos asumidos o bien, si definitivamente faltaron a la palabra empezada, ya que si no lo hicieron en el primer año, difícilmente lo harán en el siguiente que para ellos será el último de gestión, de búsqueda de reelección y en su caso de campaña electoral.