A tres semanas de cerrar el tercer trimestre del año y con el antecedente de cero crecimiento económico en los dos anteriores, el empresariado de México demanda al Gobierno Federal trabajar en revertir esta alarmante tendencia.

A través de un posicionamiento Coparmex Aguascalientes se sumó al llamado a recuperar el dinamismo económico que el país necesita para volver a ser sinónimo de certidumbre y confianza.

Certidumbre en las reglas, a través de leyes estables, aplicadas de forma consistente y con condiciones parejas; y confianza mediante el cumplimiento de los contratos por actores políticos y privados.

El sindicato patronal presidido en Aguascalientes por Raúl González Alonso, instó a propiciar la llegada de nuevas inversiones productivas y con ello abrir la puerta de más empleos y más desarrollo tecnológico.

“Sobre todo, en los sectores estratégicos de la economía como el energético y el de la construcción, con el objetivo de liberar el potencial de la economía como un medio para propiciar el desarrollo, abatir la pobreza y lograr una mejor calidad de vida para México”.

Recordó que el crecimiento es el principal referente del dinamismo, pues una economía que crece es capaz de generar riqueza, empleos y oportunidades de desarrollo para su población.

En ese sentido, expuso que negar la importancia del crecimiento de la economía es cerrar las puertas al desarrollo del país, pues nunca podrá darse éste sin crecimiento económico que es la base para lograrlo.

“El resultado debe ser amplio, que incluya desarrollo humano, es decir, condiciones de seguridad, acceso a la educación de calidad, de salud y desde luego a una pensión digna para el retiro”.

También se requiere el desarrollo físico, con infraestructura moderna que sume competitividad; tecnológico para la innovación y empleos que eleven productividad, y continuo dimensional para todos los estados del país, con todos sus sectores y estratos sociales.

Finalmente, indicó que falta mucho por hacer, pero hay que hacerlo, y adicionar certidumbre y confianza para generar condiciones que nos permitan transitar del crecimiento inercial de los últimos 30 años a una nueva etapa de crecimiento sostenido.