Salvador Rodríguez López

Con un logro insuficiente (reprobatorio) en lenguaje y comunicación y en matemáticas fueron calificados estudiantes de secundaria del estado de Aguascalientes, lo que significa que pasan los años y no se ha logrado superar esta barrera.

En la prueba del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA) 2019, que tuvo lugar el 11 y 12 de junio, resultado que hasta ahora fue dado a conocer por las autoridades centrales de educación, se observa que los alumnos de esta entidad registraron en lenguaje y comunicación un porcentaje de 32.3, de 100 posibles, donde la media es 32.9, mientras que en matemáticas fue 55.7, con una media de 55.4.

Para consuelo local, Guerrero, que fue la entidad mejor calificada en lenguaje y comunicación, obtuvo 52.1% y el último lugar 23.5%, que correspondió a Ciudad de México. De los estados limítrofes, Zacatecas alcanzó 37.7%, San Luis Potosí 35.9% y Jalisco 28.8%.

En matemáticas también Guerrero fue el mejor, con 69.1% y en el decimosexto lugar Zacatecas con 57.6%, decimonoveno San Luis Potosí 57.2%, vigésimo Aguascalientes con 55.7% y vigésimo sexto Jalisco con 52.2%.

Pese a que los productos no son favorables, las leyes secundarias que están en vías de aprobación en la Cámara de Diputados, no incluye la obligación de evaluar de manera continua el aprendizaje de los estudiantes. Jennifer O’Donoghue, directora de Mexicanos Primero, declaró a Reforma que existe preocupación por este hecho: “Nosotros (lo) consideramos una falla muy importante porque la educación es un derecho de niños y jóvenes y lo que tenemos que garantizarles es progreso en su aprendizaje y en su desarrollo, pero si no contamos con elementos, herramientas, con una política para dar seguimiento a su desarrollo, ¿cómo podemos saber si están mejorando o no?”.

Naturalmente que hay escuelas cuyo alumnado tiene un nivel de aprendizaje entre 80 y 90%, pero en el porcentaje global de las instituciones no se menciona sus nombres, por lo que sería importante que el Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA) los diera a conocer, en reconocimiento al esfuerzo de adolescentes y sus profesores y que al mismo tiempo permita determinar los fundamentos que les han permitido estar arriba de los demás.

Aunque a nadie le agrada conocer ese tipo de noticias, es primordial que se haga para establecer el rango de conocimientos que tienen y en caso de no ser el adecuado qué debe hacerse para eliminar inercias. En alguna parte hay una irregularidad, por lo que es necesario detectarla para que en el ciclo escolar en marcha pueda elevarse el nivel de preparación, teniendo en cuenta que la secundaria es el cimiento de lo que serán los alumnos a nivel bachillerato y universidad.

Desde hace varios años ha sido recurrente la queja de los catedráticos en ambos escalafones por las bajas condiciones de comprensión y descripción que tienen los alumnos en temas básicos, lo que por una u otra razón se ha desdeñado, por lo que ya es tiempo de atender y solucionar este problema y así poder salir de ese cuadro negativo.

CONEXIÓN OBVIA

Mientras que en la secundaria el aprendizaje está desdibujado, el comportamiento de los jóvenes en el escenario público evidencia el poco ajuste emocional que tienen para adaptarse a la vida en común, lo que ha provocado que en el curso del año hayan sido arrestados 2 mil 700 por diversas faltas, principalmente riñas, consumo de enervantes y por la portación de armas blancas o hechizas.

De acuerdo al reporte de la corporación policíaca municipal, además de la vigilancia en la ciudad y comunidades rurales se lleva a cabo el “operativo mochila”, afuera de las escuelas, que ha permitido detectar la portación de cristal y marihuana y en algunos casos cuchillos, navajas e incluso “puntas”, armas que son demasiado peligrosas ya que pueden agredir a un compañero o cualquier otra persona por cuestiones baladíes.

El director de justicia municipal, Carlos España, indicó que en el curso del año ha crecido el consumo de drogas, principalmente de cristal y marihuana entre estudiantes de secundaria, cuyas edades oscilan entre los 13 y 16 años, lo que es necesario frenar para evitar que se vuelvan adictos, además que a esa edad no alcanzan a comprender el daño que se causan y que puede acabar con su proyecto de vida.

España aseveró que hay un grado de alerta al considerarse que el cristal es una droga sumamente adictiva, por lo que los menores de edad detenidos “han sido puestos a disposición del área de trabajo social y psicología, se le revisa médicamente, porque no se les puede iniciar un proceso jurídico, luego se llama a sus padres o tutores para entregárselos”.

Para una mayor protección de los jovencitos, el Ayuntamiento construye una estancia protectora en justicia municipal, que tendrá dos cubículos con capacidad para 20 personas cada uno, sin rejas, y entrará en funciones a finales de octubre próximo, con lo que se evitará que se mezclen con los infractores adultos.

Según el funcionario, “los padres de familia se han desatendido de sus hijos, por la necesidad de trabajar u otras situaciones. También las secundarias han flexibilizado sus horarios y sus políticas de comportamiento de los jóvenes, y en esas escuelas está la moda de consumo de cristal por lo barato que es, desde los 50 pesos la dosis”.

Sostuvo que en el operativo mochila que se lleva a cabo en las secundarias, se han descubierto navajas, cuchillos, latas de aerosol, pipas, armas hechizas como puntas que hacen con clavos y alambres, y que utilizan como amago ante sus compañeros y en la calle,  que los convierten en una amenaza social.

Ante esta situación los padres se muestran incrédulos que su retoño haya cometido alguna falta e inclusive hay rechazo y enojo, exigiendo una explicación del porqué se llevó a cabo la detención, si no ha hecho nada, pero lo cierto es que desconocen que algunos traen cigarrillos de tabaco, otros armas blancas o hechizas e incluso cristal o marihuana, no obstante que algunos tienen una edad de 12 o 13 años.

OFENSIVA FISCAL

En el paquete económico para 2020 hay un incremento de impuestos que castiga a la población y con perspectivas de crecimiento fuera de la realidad, por lo que habrá terrorismo fiscal, cuando lo que se debe generar es confianza para recaudar mejor, señaló el diputado federal aguascalentense Antonio Ortega Martínez, del PRD. “Es mala idea aumentar la recaudación vía impuestos con grados de chantaje y presión”, sostuvo. Agregó que al Sistema de Administración Tributaria (SAT) “se le están dando dientes para desatar una campaña a fin de generar ingresos mediante el terrorismo fiscal. Estamos precisando los términos del presupuesto, pero repite la receta y nos va a conducir a una situación similar a este 2019”. Lo que viene el año próximo en materia fiscal es una continuación del presente, por lo que no se avizora una mejoría en beneficio de la población. Incrementar el gravamen a bebidas azucaradas (principalmente refrescos) va en contra de la economía de los que menos tienen, que son de los que más consumen este producto. A un año de estar en funciones la actual Legislatura federal, Ortega Martínez es el único diputado de Aguascalientes que alza la voz cuando considera que las actitudes del gobierno de la República lesiona el gasto de los trabajadores y amas de casa.