Al aseverar que las vialidades con pavimento asfáltico requieren un servicio de mantenimiento continuo cada uno o dos años, a fin de garantizar su vida útil de hasta 15 años, José Ramírez Calvillo, perito y especialista en asfaltos durante 40 años en la CMIC, aseveró que esta infraestructura en Aguascalientes no ha recibido el mantenimiento adecuado a través de las administraciones estatales y municipales, sino que sólo hacen las construcciones y se les olvida dar el seguimiento.

Aseveró que los asfaltos y los concretos hidráulicos fallan por la falta de mantenimiento, razón por la cual los gobiernos de Aguascalientes deben elaborar sus programas de conservación, en especial en materia de asfaltos que alcanzan el 80 ó 90% de la superficie vial estatal, y de esta manera lograrán ahorros de dinero en el largo plazo.

De hecho, informó que la avenida López Mateos ha cumplido cincuenta años desde la colocación de concreto hidráulico, el cual se encuentra todavía en buenas condiciones, gracias a que por ahí no circula tráfico pesado y porque se han realizado las labores de mantenimiento adecuadas, lo cual permitirá que se extienda 20 años más la utilización de la actual carpeta.

En entrevista con El Heraldo, el especialista de la Cámara de la Industria de la Construcción señaló que las administraciones estatales y municipales sólo hacen reparaciones a los pavimentos dañados, con programas de bacheos hasta que llegan a la reconstrucción. “Si se hicieran los mantenimientos se lograría tener ahorros económicos a través del tiempo en el sector público”.

Indicó que los asfaltos los manejan los tres niveles de Gobierno, donde la Federación sí tiene un programa de mantenimiento anual de las carreteras que les corresponden, pero en las vialidades de competencia estatal o municipal sencillamente no lo hacen, lo que habla de falta de planeación o de interés.

El perito de la CMIC precisó que el primer enemigo de los asfaltos es el agua, motivo por el cual cuando se diseña una vialidad debe hacerse pensando en un rápido desagüe de agua.

“Los asfaltos fallan por varias razones, por su falta de mantenimiento, ya que el asfalto necesita un mantenimiento continuo cada uno o dos años, y falla también porque llega al fin de su vida útil, que oscila de 10 a 15 años, siempre y cuando se le dé su mantenimiento”.

¡Participa con tu opinión!