Ciento cuarenta escuelas del estado operan en terrenos sin estar escriturados a favor del Instituto de Educación de Aguascalientes, donde el 80% de ellas se encuentran en tierra ejidal, informó el director del IEA, Raúl Silva Perezchica, quien precisó que ningún plantel se encuentra en riesgo de perderse, sólo se deben completar procesos administrativos.

Tan sólo el terreno de la Normal Superior de Aguascalientes que opera desde 1977, dijo que la semana pasada acaba de firmar la escritura de ese espacio, y precisamente esos son los procesos que lleva a cabo esta administración educativa para regularizar todos los predios de instituciones pedagógicos y durante septiembre próximo habrá 27 escrituras nuevas.

De manera gradual se resolverán todos los pendientes para darle seguridad a cada uno de los planteles educativos que operan en el estado de Aguascalientes, donde algunas tienen esta situación desde hace más de 40 años, apuntó.

Este trabajo de regularización proviene por las nuevas condiciones establecidas por la SHCP a fin de ejercer recursos públicos en las escuelas, las cuales deben contar con sus escrituras invariablemente, lo cual anteriormente no sucedía porque se donaba el terreno y se podía invertir y construir sin mayores contratiempos.

Comentó que las escuelas que aún esperan sus escrituras pueden realizar obras de mantenimiento menores, pero no se puede invertir en construir salones u otros espacios, para ello se necesita tener el dominio de la propiedad.

El titular del IEA indicó que actualmente se cuenta con la voluntad de todos los donantes por parte de los hijos o nietos de los primeros donadores, por lo que se trabaja para resolver y por fortuna no existe ningún litigio entre particulares y la autoridad educativa por esos predios de las escuelas.

Finalmente mencionó que un 10% de las escuelas se encuentran en terrenos donados por particulares, pero la mayoría se hallan en predios ejidales, con quienes se trabaja para sacarlos adelante, donde los procesos son más lentos pues implica acercarse con los ejidos involucrados, acudir al Registro Agrario Nacional y el Registro Público de la Propiedad.