El día de ayer se jugaron las tres series que se encuentran disputándose en la Liga del Pacífico en una noche llena de beisbol. Los Venados de Mazatlán enfrentaron a los Yaquis de Obregón estando contra las cuerdas al ir 2-0 en la serie, estaban obligados a sacar una victoria para tener esperanzas de seguir con vida. Hasta la parte baja de la quinta entrada el juego estaba bastante parejo, con una entrada por bando, hasta que Asael Sánchez produjo una carrera con elevado de sacrifico que puso adelante a los Venados, que a partir de ahí no soltarían la ventaja. En la baja de la séptima, los Venados aseguraron la victoria con un ataque de cuatro carreras que culminó con un triple de Jeremías Pineda mandando al plato a Alex Liddi y a Asael Sánchez que puso el marcador 6-1, siendo esta la pizarra final del encuentro. Willy Delgado se apuntó la victoria lanzando 5.1 entradas permitiendo 11 hits, pero sólo una carrera y cuatro ponches, Mazatlán se acerca 2-1 en la serie.
Por otro lado, Cañeros y Naranjeros se enfrentaron estando empatados en la serie 1-1. El juego también estuvo cerrado durante casi dos tercios del encuentro con excelente picheo. Fue hasta la quinta entrada cuando los Cañeros rompieron el cero con par de carreras, poniéndose adelante en la pizarra. Los Naranjeros responderían con una carrera en la alta de la sexta entrada, pero en la siguiente entrada Leando Castro conectaría un sencillo que produjo dos carreras, sumándose a otra que ya tenían los Cañeros después de tener casa llena y conseguir una base por bolas, con lo que al término de la sexta entrada estaban 5-1 arriba. Hermosillo tuvo una leve reacción, pero no fue suficiente, siendo derrotados 5-3 con lo que Los Mochis se ponen 2-1 arriba en la serie.
Por último, los Charros de Jalisco y los campeones Tomateros de Culiacán se midieron con la serie empatada a una victoria por bando. Después de seis entradas completas, el encuentro estaba empatado a una carrera por lado, hasta que en la alta de la séptima Ramiro Peña conectó cuadrangular, poniendo en ventaja a los Tomateros que en la misma entrada consiguieron dos carreras más poniéndose 4-1. Los Charros reaccionaron rápidamente en la baja del séptimo rollo con cuadrangular de Japhet Amador que llevó a Urrutia al plato, acercándose a una carrera, misma que conseguirían en la baja de la octava con cuadrangular de Zazueta. El juego siguió empatado por lo que se fueron a extra-innings, en donde en la baja de la décima, nuevamente Zazueta logró mostrar su poder conectando su segundo cuadrangular de la noche, dándole la victoria a los Charros que se adelantan en la serie 2-1.